Doctora Orietta Favaro, inmigrante del Véneto

Doctora Orietta Favaro, inmigrante del Véneto

Doctora Orietta Favaro, inmigrante del Véneto

https://www.rionegro.com.ar/cartas/doctora-orietta-favaro-inmigrante-del-veneto-2137952/

NEUQUÉN

Su quehacer por la historia regional ha sido de un enorme valor en la investigación de hechos relacionados con la formación del Estado neuquino.

Hija de Ida Zamattia y de Juan José Favaro, nacidos en Asolo, región del Véneto. Orietta nos contó sobre su mamá: “Su padre murió siendo una niña y ella, sus dos hermanos y su hermana, se dedicaron a trabajar la tierra, además de asistir a la escuela primaria. Quedaron solos con la madre: producían, consumían y vendían productos de la chacra.

Así los encontró cuando estalló la Segunda Guerra Mundial. La familia se negó a incorporarse y participar del fascismo, no entregó sus joyas y tampoco usó la divisa (vestimenta) que obligaba el régimen; eso llevó a que los jóvenes fueran vigilados y presionados”. Estaban muy cercanos a los “partigianos”.

“En más de una oportunidad, recordaba mi madre, los alojaron en su casa”. Su padre, amplía Orietta, “era conscripto en el momento que se inició la guerra: estuvo tres años en un campo de concentración en Alemania. Mi madre siempre guardó sus cartas, de vez en cuando las leía. Cuando terminó la guerra, llegó a Italia con el proceso de liberación de 1945, en parte caminando y en parte transportado, en un pésimo estado físico. Se casaron y se fueron a vivir con la familia de él a seguir trabajando la tierra. Hasta que volvieron a convocar a mi padre: decidieron emigrar a América.”

Había una hermana de su padre en Neuquén: “Así vino él, solo, a ver las posibilidades. Al principio trabajó en la chacra con su hermana, en Colonia Valentina, tierra arrendada a la familia Franzán, luego consiguió trabajo en CALF y un tiempo después, vinimos nosotras en el barco Sebastián Gaboto, durante 40 días, hasta llegar a Buenos Aires. Allí nos esperaba mi padre. Alquilamos en Neuquén, hasta que pudieron comprar un lote grande a la familia Chiarandon, en el fin del mundo (como decía mi madre) y con mucho esfuerzo, construyeron una pequeña parte de la casa, a la que ingresaron sin servicio: no había agua, gas, no recuerdo si luz. Un accidente se llevó a mi padre, el Gringo, a los 40 años. En esos momentos tan críticos, fueron varias familias las que nos ayudaron. A partir entonces, mi madre decidió seguir sola, no volver a Italia. Obtuvo la pensión de mi padre de Luz y Fuerza y trabajó duro en el Hospital Regional y en la casa. Hizo que estudiara, siempre becada: me recibí de Maestra Normal Nacional”.

Doctora Orietta Favaro, inmigrante del Véneto

Orietta formó su familia con Fernando Cartier: tienen dos hijas y tres nietas/o.Su madre, por su parte, era muy sociable, tenía amigas italianas. Mantuvo el idioma en la casa, que intentaba practicar, muy cocoliche, con sus amigas y amigos: entre otros los Pesci, Fattorello, Landogna, Migliacci.

Llevó a sus nietas a conocer Italia y a su familia: mantuvo contacto con ellos hasta su muerte.“Siempre me decía: estudias o trabajas. Llegué a ser Doctora en Historia (UNLP). Además de dar clases en los colegios Don Bosco y María Auxiliadora, durante décadas”.

Desarrollo brevemente su currículum: docente de Posgrado Universidad Nacional del Comahue (Argentina), directora del Cehepyc (Centro de Estudios Históricos de Estado, Política y Cultura)-CLACSO e investigadora del IPEHCS-CONICET. Reviste la máxima categoría como investigadora en el sistema universitario argentino. Publicó artículos en revistas nacionales y extranjeras, editado y co editado libros de la historia social y política de Argentina en general y de Neuquén en particular; entre otros: La construcción de un orden estatal (1999), Sujetos sociales y política (2005), El arcón de la historia reciente (2010), La Trama al revés (2013) y Viejas tramas y nuevos Sujetos (2017). Integró GT en CLACSO; actualmente en el GT Crisis y Economía Mundial; es representante de la Academia Nacional de Historia por Neuquén.

En síntesis: una historia de vida rica y resultado del esfuerzo y la dedicación. “Me quedé en Neuquén, con mi familia, en el país y en la historia con la que me siento identificada”.

Tengo el honor de pertenecer a su equipo de investigación de la Universidad del Comahue y concurrir a Congresos sobre historia cuando la situación lo amerita. Pero la satisfacción mayor es que me abriera las puertas a la investigación.

Beatriz Carolina Chávez

Comentarios

Artículos relacionados

The Complete Guide to Belly Button Piercings: Todo lo que necesita saber
The Complete Guide to Belly Button Piercings: Todo lo que necesita saber
Cómo perforar el ombligo y ser tu verdadero yo
Cómo perforar el ombligo y ser tu verdadero yo
Cuatro pasatiempos divertidos para chicas
Cuatro pasatiempos divertidos para chicas
Gel pour ongles: Voici tout ce que vous devez savoir
Gel pour ongles: Voici tout ce que vous devez savoir