Ami Colé llena un vacío en el mercado de productos de belleza para piel oscura

Ami Colé llena un vacío en el mercado de productos de belleza para piel oscura

Ami Colé llena un vacío en el mercado de productos de belleza para piel oscura

Especial para Infobae de The New York Times.

Durante años, Diarrha N’Diaye-Mbaye mezcló y combinó bases y correctores para crear un tono parecido al de su suntuosa tez. Por más que experimentaba, a menudo se marchaba de los mostradores cosméticos decepcionada.

No era la única que lidiaba con este problema. Aunque marcas como Iman Cosmetics y Fashion Fair han ofrecido productos para personas con tonos de piel más oscuros desde hace tiempo, las opciones para los consumidores negros y morenos siguen siendo muy limitadas. Fenty Beauty de Rihanna convulsionó al mercado actual cuando se lanzó en 2017.

En 2018, N’Diaye-Mbaye, de 32 años, decidió crear el producto que ella había buscado con tanta desesperación: una base ligera y transpirable que se viera como su piel, pero mejor. El año pasado, en plena pandemia, N’Diaye-Mbaye lanzó Ami Colé, una línea de maquillaje específica para pieles ricas en melanina que lleva el nombre de su madre.

Para finales del año, N’Diaye-Mbaye recibió el premio a la revelación del año de parte de Women’s Wear Daily, el premio a la disruptora del año por parte de la revista de moda y belleza Glossy y el premio a la innovadora en la industria cosmética de parte de Refinery29. El rímel de su marca fue nombrado uno de “los productos favoritos de la editora de belleza” de Allure.

“Tras hacer una introspección, me di cuenta de que cuanto menos maquillaje usaba, más segura me sentía”, relató N’Diaye-Mbaye en una entrevista en el salón de trenzado del cabello de su madre, en Harlem, en la ciudad de Nueva York. “Verte al espejo y poder sentir esa seguridad… sabía que todas necesitábamos eso y sabía que no existía”.

N’Diaye-Mbaye sentía que comprendía la importancia de ofrecer productos para mujeres negras, ya que creció viendo los efectos de ese tipo de cuidado.

Ami Colé llena un vacío en el mercado de productos de belleza para piel oscura

De niña en Little Senegal, un enclave de inmigrantes de África occidental en Harlem, N’Diaye-Mbaye pasaba la mayoría de sus tardes en Aminata Hair Braiding, un salón de belleza que su madre abrió en 1989.

“Desde que tengo memoria me la he pasado aquí”, dijo N’Diaye-Mbaye, señalando el salón de trenzado del cabello que poco a poco se llenaba de clientes.

Solía terminar su tarea sentada cerca de una ventana, al lado de un lavabo, a menudo con una blusa blanca, un vestido azul marino y medias blancas opacas: su uniforme de la escuela. Un pequeño radio, sintonizado a la estación Hot 97, le hacía compañía a N’Diaye-Mbaye. Fotografías de mujeres con diferentes estilos de trenzado —trenzas africanas, trenzas de caja, trenzas de boxeador, microtrenzas— adornaban las paredes.

Veía a mujeres negras salir del salón un poco más sanas, si no es que armadas con un escudo de autoestima y varias bolsas de extensiones de kanekalon trenzadas en su cabello. N’Diaye-Mbaye quería replicar esa experiencia para quienes no estaban conformes con los productos que les ofrecían las empresas de cosméticos.

En 2011, tras titularse de la licenciatura de Letras Inglesas en la Universidad de Siracusa, regresó a vivir a Harlem. Tras varias pasantías y un trabajo en Temptu, una empresa que fabrica maquillaje que se aplica con aerógrafo, encontró un empleo como directora de estrategias para redes sociales en L’Oréal París en 2016.

“Como se pueden imaginar, todo era muy monolítico, en cuanto a cómo pensaban en la belleza”, comentó N’Diaye-Mbaye.

En 2018, N’Diaye-Mbaye fue reclutada por Emily Weiss, fundadora de la compañía de cosméticos Glossier, para que trabajara con el equipo de desarrollo de productos. A Weiss le interesaba el enfoque comunitario de N’Diaye-Mbaye e invirtió para ayudarla a desarrollar sus propias ideas.

“Recuerdo que pensé: ‘Vamos a ver si le interesa desarrollar un producto’”, comentó Weiss en un correo electrónico.

Glossier sirvió como una especie de incubadora para Ami Colé, ya que la empresa desarrolla sus productos con base en las necesidades del cliente, las cuales descubre mediante análisis del consumidor.

En 2019, N’Diaye-Mbaye renunció a su trabajo en Glossier y comenzó a dedicarse de lleno a la creación de Ami Colé. Asistió a la convención Cosmoprof, una feria comercial que reúne a productores, distribuidores y fabricantes de la industria cosmética. Ahí, buscó proveedores que pudieran crear la fórmula que ella esperaba hacer una realidad, con base en encuestas a más de 400 mujeres. La mayoría de los proveedores no se mostraron interesados.

“Algunas personas me dijeron: ‘Nuestra próxima cita es con Fenty, no vamos a perder el tiempo con esto’”, relató N’Diaye-Mbaye.

Luego de un tiempo, logró conectar con un formulador cosmético con sede en Italia y, ocho meses más tarde, por fin recibió las primeras muestras, que usó en su búsqueda de financiamiento. Después, en 2020, la pandemia frenó sus planes.

“Pensé: ‘Nadie me va a dar dinero ahora porque el mundo obviamente está en pausa’”, narró. “No sabía qué hacer”.

Meses después, cuando George Floyd fue asesinado en mayo de 2020 y se desataron protestas en todo el país, N’Diaye-Mbaye se dio cuenta de que los inversionistas también estaban motivados a la acción.

“De pronto, la gente respondía mis correos”, indicó N’Diaye-Mbaye. “Personas que me habían rechazado en 2019 ahora se ponían en contacto conmigo”.

Estaba lista para las llamadas. Al final, recaudó 1,69 millones de dólares en financiamiento de padrinos inversionistas. La mayoría del capital institucional provino de Imaginary Ventures and Debut Capital, un fondo que trabaja específicamente con fundadores negros, latinos e indígenas.

En la actualidad, Ami Colé ofrece una base ligera y transpirable, un iluminador, diseñado para brindar un toque de brillo, y un aceite para labios. Los precios de los productos varían de 19 a 32 dólares.

“Lo único que necesitaba era el acceso”, afirmó N’Diaye-Mbaye. “He estado buscando ese acceso durante años y la gente nunca me lo daba o me hacía sentir que estaba loca por creer que tenía algo más que ofrecer”.

N’Diaye-Mbaye sigue sin creerse del todo el éxito que ha tenido. Y está aprendiendo a tomar decisiones sobre la marcha.

“Me siento muy abrumada”, admitió, mientras su madre la miraba en el salón, con el cabello envuelto en un pañuelo de seda negro. “Durante tanto tiempo lo que más quise es que esto sucediera”, añadió con nostalgia. “¡Me parece una locura que me mencionen en la misma frase que a Rihanna o Fenty!”.

Artículos relacionados

Amazon Beauty tiene su propio calendario de adviento: esto es lo que contiene
Amazon Beauty tiene su propio calendario de adviento: esto es lo que contiene
Concurso de Navidad: ¡HOLA! te regala las mejores novedades de cosmética, maquillaje, moda...
Concurso de Navidad: ¡HOLA! te regala las mejores novedades de cosmética, maquillaje, moda...
Cómo hacer el 'Pat Dry': la técnica de secado facial de moda
Cómo hacer el 'Pat Dry': la técnica de secado facial de moda
LAS 30 MEJORES RESEÑAS DEL Esponjas De Maquillaje PROBADAS Y CALIFICADAS
LAS 30 MEJORES RESEÑAS DEL Esponjas De Maquillaje PROBADAS Y CALIFICADAS