'El héroe de Berlín': Jesse Owen, el atleta olímpico que desafió a Hitler

'El héroe de Berlín': Jesse Owen, el atleta olímpico que desafió a Hitler

'El héroe de Berlín': Jesse Owen, el atleta olímpico que desafió a Hitler

(Música)

¡Eh! ¡Déjalo ahí!

¿Qué haces, hombre?

¡Eh! ¡Vuelve aquí!

Buenos días. Buenos días.¿Habéis visto mi camisa?

Mamá, ¿la has visto?Está donde la dejaste.

¿La habéis visto?

No.-Hermano, aquí la tienes.

Dámela.Toma.

¿Por qué la tiras, Quincy?No tengo otra.

¿Qué pasa? ¿Eres demasiado refinadopara nosotros, universitario?

¿Se puede saber a qué viene eso?

Siempre me pago todoy mandaré lo que pueda.

Adiós, mamá.

Mamá, ¿qué haces?

Eres el primeroque va a la universidad.

Irás como alguien respetable.

¿Te gusta?

Mamá, no nos lo podemos permitir.

Pruébatela.

(Música dramática)

Mamá, voy a Ohio Stateno a la catequesis.

Casi te pierdo a los cinco añosy ahora mírate.

¿Quién está dispuesto?-¡Yo!

-¡Yo!-¡Yo! ¡Yo!

Cuando te quitaron aquel bulto, supeque habías nacido para algo grande.

Sí.

Dios te salvó la vida por algo.

¡Madre mía!

Qué guapo.

Un hombre tiene que darbuena imagen al mundo.

No lo olvides,James Cleveland Owens.

Sí, mamá. Gracias.

Gracias, mamá.

Adiós.

¿Va a bajar el papá?

Eso espero. Sabe que te vas.

Adiós, papá.

Las cosas van a mejorar, papá.

Ya lo verás.

(Griterío)

"El ganador ha sido Charlie Parsonsseguido de Foy Draper

de la Universidad del Surde California.

Otra pobre actuación de Ohio State".

(Risas)

Ahí está el entrenador.

Oye...¡Larry!

¿Qué tal, Dean?

¿Cuántas llevan ya?

Imbécil.

Lo siento, entrenador.Creía que esta vez iba a ganarle.

Sí, quizá por eso no lo has hecho.

"Tres derrotas seguidasde Larry Snyder y Ohio State.

Tras dos años sin una victoriaa nivel nacional,

hay que preguntarse se Ohiocometió un error

al contratara su antiguo ídolo local.

Fue un deportista sensacional,

pero no basta para serun gran entrenador.

Si yo fuera Larry Snyder,

me preocuparía perder el trabajo.

Pero aquí tenemos a un hombreque sí sabe ganar,

Dean Cromwell de la Universidaddel Sur de California.

Con cuatro medallasde oro olímpicas en su haber,

por eso le llaman"el forjador de campeones".

Gracias por atendernos,señor Cromwell.

-Es un placer.-Llámame Dean...".

No, no. Por favor,vuelve a encenderla.

¿Para qué? Para que te pasestoda la tarde sentado

lamentando tu suerte.

¿Cómo sabes lo que voy a hacer?Porque ese es mi trabajo.

Sangre fresca.

(Música dramática)

Hola, ¿qué tal, chicas? Soy Dave.

Un tiempo estupendo, ¿verdad?

¡Dave!Hay que aprovecharlo.

Dave, ¿tienes que darlela lata a todas?

Pero si no les doy la lata.

No conocen a ningún universitario.Estaban impresionadas.

Todavía no eres universitario.

Bien, pues adelante, vamos.

Espera, dame diez minutos.

Date una ducha fría.

(Claxon)

¿Me acercas eso, por favor?

¿Ese del fondo?

Gloria. Gloria.

Ven aquí, cielo.

Perdóneme, por favor.

Ven con papá.

Estoy trabajando, Jesse.

No puedes venir cuando trabajo.¡Oh!

Tú intentaque la bruja no se acerque.

Si te oyen hablar así,vamos a tener problemas.

¿En serio?

Fuera de aquí, tontorrón.Vamos, sal.

Vamos a ir algo apurados de dinero.

De momento...

coge esto. Mandaré másen cuanto encuentre trabajo.

Hay que ahorrar para la boda.

¿Por fin vasa casarte conmigo, Jesse Owens?

Quiero hacer las cosas bien.

(Claxon)

Hola, ¿qué tal?

Hola. ¿Este sitio está libre?Sí.

¡Date prisa, pequeñín!

Quiero llegarantes de la graduación.

(Claxon)

¡Cielo!

(Música dramática)

(Griterío)

Bien, Scott, buen partido.

¡Alto, alto, alto, negritos!

¿A dónde creéis que vais?

Pues a las duchas.

No hasta que acabemos nosotros.

Los negros tenéis que esperar.

Sí.

¿Por qué dejan entrara esos monos en el vestuario?

Al fútbol americanono van a jugar, de eso nada.

¡Ohio State! ¿Qué? ¡Ohio State! ¿Qué?

¡Ohio State! ¿Qué?

¡Ohio State! ¿Qué?

Le daría una patada en el culoa ese paleto blanco.

Sería una gran idea.

Así podrían echarnosantes de deshacer las maletas.

Dave, es una gran oportunidad.

No la eches a perder.

¡Eh, Owens!

El entrenador quiere verte.

¡Ya, vamos, corre!

¿Y qué tengo que hacer?

¿Besarle el culodespués de limpiárselo?

No, señor. Tú solo sonríey sé amable.

Y cuando corras machaca a todosesos paletos blancos.

¡Eh!Lo siento.

¡Menudo traje!¿Hay un desfile de negritos?

Peggy, ¿a quién me has traído?

Señor Snyder, soy Jesse Owens.

Bonita chaqueta.

Yo llevaba una igual en catequesis.

¿Vas a entrar o no?

Cierra la puerta.

Te puedes sentar.

Charlie Riley dice que sabes correr.

Sí, señor.

Sí, que tienes talento,un fuera de serie.

No sé, ojalá.

Yo desconfíode la gente con talento.

Creen que no les hacefalta esforzarse.

Salta a la vistaque... sabes correr.

Y saltar no digamos.

Pero quiero saber si sabes ganar.

Y eso implica saber trabajar.

Puede que tu madrete enseñara a vestirte bien,

pero no te enseñó nada de modales.

Mira a la gente a la caracuando te hablen.

¿Sabes trabajar?

Recogía 45 kilos de algodón al díaa los 6 años.

¿Sabe qué es eso?

Cómo te cortacuando... lo sacas de la vaina.

Sí, señor, sé trabajar.

Riley es un hombre inteligente.

Pero hoy te he estado observandoy debo decirte...

que no sales bien, te falta ritmo

y tu postura es desastrosa.

Se puede solucionar, es fácil.

Pero para ganar no bastacon un par de piernas, ¿de acuerdo?

Se gana aquí arriba.

Y eso es lo que no conozco de ti.No sé si tienes eso.

El año pasado en Chicagocorrí 100 yardas en 9,4.

Ajá.Igual que Wykoff.

Es un récord mundial.Los récords me importan una mierda.

¿Sabes lo que me importa?

Las medallas.

Un día aparece un chaval y te quitael récord, así de fácil.

Pero una medalla de oro...

es tuya para siempre.

¿Ese es usted?

Es el equipo olímpicode los Juegos de París del 24.

Venga, echa un vistazo.

A la derecha,al lado de Charlie Paddock.

¿Fue... fue a Parísen el 24 con Charlie Paddock?

No.

¿Por qué no?

¿Quieres una medalla de oro?

Sí, claro.¿Quieres ganarla en Berlín?

Bueno, a menosque prefieras esperar.

He oído que...

que allí no les gusta muchola gente de color.

Bueno, creo que aquíen Columbus tampoco.

¿Será un problema?

No, señor.

Solo he venido a correr.

Durante los próximos 28 meses

o estarás en clase o en esa pistaa todas horas, cada día.

Y no me importan tus notas,en absoluto,

ni que tus amigos tenganque cargar cerveza

y mucho menos que tengasuna novia esperándote,

quitándose las mediasen plan sensual.

Tú ahora eres mío.

¿Estamos de acuerdo?

Sí, señor.Bien.

Anda, vete a descansar.

Mañana a las 9veré lo bueno que eres.

Jesse.

¿Por qué aquí?

Después de lo que hicisteen Chicago,

podrías haber idoa cualquier sitio,

a cualquier universidadun poco más...

progresista.

Ya, bueno...

El señor Riley dijoque usted era el mejor.

¡Más arriba!

¿Otro?

Ajá.

Se rumorea que van a llamarnosUniversidad Ford Modelo T.

El color que quieras,siempre que sea negro.

Si Schmidt y tú le dejaríasjugar al fútbol americano.

no escogerían el atletismo.

¡Jesse! Cuando quieras.

Bien, entrenador.

Vamos a ver.

¿Listos? ¡Ya!

No sé por quéte ha impresionado tanto.

Un segundo más lentoque el récord de Wykoff.

Ben Wykoff corre 100 yardas en 9,4.

Él ha corrido 100 metros.

Lynn, sabes que un metroes más que una yarda, ¿no?

No.

¿Algún problema, entrenador?

No, no, Jesse, ningún problema. No.

¿Lo hago otra vez?

Sí. Estupendo.

Cuidado con la salida.

Si trabaja la salida, tenemosla primera medalla de oro del 36.

Eso... si se celebranlos Juegos del 36.

(Música de tensión)

¡No iremos a Berlín!

¡Quíteme las manos de encima!-¡Filonazi!

¡Por fin, aquí estás!

Siéntate, Avery.

¿Qué es ese asunto del boicot?

Aún no hay nada decidido,

pero están llegandoinformes inquietantes

de Alemania.

Por lo vistoestán haciendo redadas de gitanos.

¡Gitanos!

Y destrozando propiedades de judíos.

Están utilizandolos clubes deportivos

para excluir a los judíosde las clasificatorias.

Van a incluir a dos mujeres,Mayer y Bergmann, que son judías.

¡Ah, dos! Eso essolo un gesto simbólico.

A lo mejor el resto no daba la talla.

Perdona, ¿qué has dicho?

¿Y a nosotros qué nos importa?

No es cometido

de la Asociación Deportiva Amateur,

ni del Comité Olímpico Americano,ni del Comité Olímpico Internacional

decir a los alemanescómo administrar sus asuntos.

O sea, que debemos quedarnosde brazos cruzados

y creernos que van a jugar limpio.

Digo que la política no debemezclarse con el deporte.

La Asociación Amateur ya ha aceptadola invitación para competir.

¿Quieres faltar a tu palabra?-Si ellos faltan a la suya, sí.

Están llegando muchas publicacionesdetestables de allí.

Y no solo contra los judíos.

Ahora dicen que no quierenque los negros compitan.

Hace 20 años les dieronuna patada en los huevos.

Aún están recobrando el aliento.Necesitan estos juegos

para recuperar su posición.

¿Por qué arriesgarse a perder eso?

A lo mejor creenque nos falta coraje.

Tenemos todas las garantías

de que no van a discriminar.

¿Confías en la palabra de un nazi?

No conozco a ningún nazi.

¿Tú sí?

Ahora que lo pienso, ¿cuándo fuela última vez

que jugaste 18 hoyos con un judíoo un negro?

Por favor,la situación no se puede comparar.

Ah, ¿no?

Quieres retirarte del mayor eventodeportivo del mundo

por unos cuantos rumores.

Aquí también hemos pasadounos años duros.

El pueblo norteamericanonecesita campeones

para recordar de qué son capaces.

Me sorprende que puedas vera la gente del pueblo

desde lo alto de tu rascacielos.

Que te jodan, Mahoney.

Estos juegos tienenque ser inclusivos.

Si no estoy convencidode que los nazis vayan a cumplir

sus promesas, no tengo

otra alternativaque recomendar una votación

para el boicot.

¡No podemos hacer eso!

No, pero puedo instar a los atletasa que hagan examen de conciencia.

Y conozco a mucha gente

del Comité Internacionaly del Americano

que piensa igual que yo.-Eso es política.

Eso no es deporte.

Enviaremos a alguien allípara que nos informe

y mantenerlos a raya.

¿En quién has pensado?

Propongo a Avery.

Yo soy constructor.

¿Es que no hay ningún... diplomáticoque se encargue de eso?

Creo que eres el diplomáticoque necesitamos.

Acercaos.

He preparado ejercicios nuevos.

Pensaréis que estoy chalado,pero los vamos a hacer.

Empezaremos levantando bienlas rodillas, así.

Hay que subir las piernas.

Vamos a trabajar el ritmo sincopado.

Muchos piensan que una zancadamás corta te hace más lento.

Bueno, están equivocados.

Una zancada más corta significamás zancadas y un tiempo mejor.

Cuando los pies están en el aire,no avanzas,

así que haremos que las piernastrabajen el doble.

¡Vamos, moveos, moveos, moveos!

"Querida Ruth:

Es todo lo que puedomandar este mes.

Los libroscuestan más de lo que creía.

Pero tengo trabajoen una estación de servicio

y saco unos pavos a la semana.

Nuestro entrenador tieneunas ideas muy particulares

y trabajamos muy duro.

Seguramente no te lo vas a creer,pero ¿sabes lo que he hecho hoy?

Solicitar una licencia matrimonial.

Volveré a por tia lo grande, Minnie Ruth.

Dale un beso a Gloria de mi parte.

Os echo mucho de menosa las dos. Jesse".

¡Buenos reflejos!

Bien.

¡Lanza otra vez!

¡Venga, vamos!

¡Allá va!-¡Venga, vamos!

¡Sí, señor!-Tienes que reaccionar antes.

No iba tan fuerte.-Así se hace.

No has ido a entrenar.

Ya.

Tenía prácticas de laboratorio.

Muy bien.

¿Y esta tarde qué?

Voy a la estación de servicio.

¿A echar gasolina?

Oiga, entrenador,necesito ese trabajo.

Hay mucha gente que depende de mí.

Imagino que te malinterpreté.

Cuando fuiste a mi despachoy me miraste a la cara,

tuve la impresión

de que habías acordado¡un punto compromiso!

¿Crees que lo sabes todo,

que no hay que aprender nada más?

¿Eh?No, señor.

Mire, no soy tan rápidocomo me gustaría ser.

Pero o me dice cómo doy de comery compro ropa a mi pequeña,

o adapta los entrenamientos para mí,

porque ya no puedo más.

¡Eh!

No me dijiste que tenías una hija.

No me lo preguntó.

(Música dramática)

Bienvenido a Alemania, herr Brundage.-Gracias.

¿Ha sido un vuelo agradable?

Sí, ha sido impresionante.

(HABLA EN ALEMÁN)

"Será el estadio más grande

y avanzado técnicamentede la historia olímpica.

126 hectáreas.

Capacidad para 110 000 espectadores.

Un poco másque Los Ángeles Coliseum".

(Música dramática)

"Cada instante es grabadopor la señorita Leni Riefenstahl.

Una de nuestras cineastascon más talento.

Seleccionadapor el mismísimo Führer.

(HABLA EN ALEMÁN)

(Música dramática)

"Esto es historia, herr Brundage.

Por primera vez millonesde personas experimentarán

los juegos como si estuvieran allí".

Nunca he tenido mucho tiempopara ir al cine.

(HABLA EN ALEMÁN)

La señorita Riefenstahlse lo explicará.

Siento llegar tarde.

Le presentoal doctor Joseph Goebbels.

¿Cómo está?

Su ministerio financia mi película.

Me estaban hablando de ella.

Pues espero que "Olimpia"

sea la mejor propagandade los ideales olímpicos

que ha visto el mundo.

Por fin podremos honrartoda la gloria de los juegos.

Creía que solo querían ensalzartoda la gloria de los nazis.

Queremos dar una imagen favorablede nosotros, es normal.

Bien, entonces le haré una pregunta.

¿Quieren ser recordados

como los que celebraronlos juegos olímpicos

sin EE. UU.?

(HABLA EN ALEMÁN)

(HABLA EN ALEMÁN)

El ministro esperaque le hayan impresionado

las instalacionesdel Centro de Deportes.

Sí, son estupendas,con eso no hay ningún problema,

pero lo que de verdad me preocupa...

es que no permitanque los judíos se inscriban.

Es la única forma de clasificarsepara los juegos.

(HABLA EN ALEMÁN)

Tenemos a varios deportistas judíosque esperamos que compitan.

Miren, no he venido a decirlescómo gobernar su país.

Si voy a casa de alguien,no me meo en su alfombra,

pero no espero que me dé de comerestiércol diciéndome que es paté.

Quieren utilizar estos juegos

para vendersus repugnantes ideas al mundo

y he venido a decirlesque nadie va a consentirlo.

Tienen que enmendar su actitud.

'El héroe de Berlín': Jesse Owen, el atleta olímpico que desafió a Hitler

¿Quiere que traduzcao que interprete?

(HABLA EN ALEMÁN)

Está bien. ¿Qué ha pensado?

Primero quiten esos carteles.

Pongan freno a la prensa.

No quiero más noticiasde redadas de indeseables.

Y quiero su palabra aquí, hoy,

de que no excluirán a judíosy a negros de los juegos.

Mientras sean ciudadanosestadounidenses,

podemos traer marcianossi queremos.

(HABLA EN ALEMÁN)

(HABLA EN ALEMÁN)

Si el ministro acepta,¿puede contar con su apoyo?

Claro.

(HABLA EN ALEMÁN)

(Música dramática)

Entrenador.

Aquí tienes.

¿Qué... qué es esto?

Un carnéde la Asamblea Legislativa de Ohio.

Todos los ujieres lo tienen.

¿Y qué hace un ujier?

Ganar 60 dólares al mesmás los gastos.

Muy bien.

¿Pero qué tiene que hacer?Nada.

El campeonato de la Big Tenestá al caer, entrenar.

Gracias, entrenador.Nos vemos a las 9.

"Diez segundos.

¿De acuerdo?Quiero que los contéis.

Diez segundos, muchachos.

Es el tiempoque tenéis para los 100.

60 zancadasy cada una de ellas cuenta.

No hay margen de error, ¿de acuerdo?

En los 400 te puedes caer,levantarte y llegar,

aquí no.

Si la zancada es muy larga,

si la cadencia es muy lenta,

te puede costar un cuarto de segundoy la carrera.

Cada fracciónde cada segundo cuenta.

Pero lo que más cuenta es la salida.

Estoy pensando en ti, Jesse.

Sales del pistoletazocomo si chocaras contra una pared

y me duele verlo, ¿sabes?

Tienes que empezar abajo

y luego planearcomo si fueras en un avión.

¿Habéis visto cómo despega un avión?

Cuanto más abajo estásy más aguantas ahí,

menos resistencia tienesy más rápido vas.

Es así de simple.

Vamos a trabajar esouna y otra vez, ¿entendido?".

Mantente abajoa través de las vallas.

¿De acuerdo?

Vaya, el gran Jesse Owens.

Jesse, vuelve a los orígenes.

¿Por qué no te cuelgasde esas cañas de bambú, negro?

Eso es, moreno.

Venga, Jesse, prepárate.

Es como volver a la selva.

Venga, mono, balancéate.

Vamos, balancéate.

Una cosa más. Jesse,

¿qué te parecía tan interesantedel condenado equipo de fútbol?

No sé, entrenador,supongo que me he distraído.

¿Que te has distraído?

Ya hemos hablado de eso.

No puedes distraerte,¿me entiendes?

Basta, Larry. Acabad de una vez,los chicos tienen que ducharse.

Sí, un momento, aún no he acabado.

Sentaos. Sentaos todos. Sentaos.

Larry, saca a estos negros de aquí.

¡Sí, fuera!-¿Me has oído?

Si te descentran los cuatro gorilassin cerebro que tenemos aquí,

¿cómo te las arreglarás en Michigan?Nos llama gorilas.

Escucha, Snyder.Miradme.

A las pruebas de la Big Ten asistemucha gente.

¡Snyder!

No todos van a apoyaros,¿me entendéis?

¿Sí?

En serio, tenéis que aprendera borrarlo de la mente.

Es solo ruido.

Nada más.

Puro ruido.

¿Me oís?

Puede que os amen o que os odien,da lo mismo.

Cuando estéis ahí fuera,estaréis solos.

Jesse. Jesse.

¿Me has oído?

Sí.

Sí, señor, le he oído.

Bien.

Venga, fuera, vámonos.Lo habéis oído.

Necesitan el vestuario.

Ya está bien, tenemos que ducharnos.

Venga, andando, vámonos.

Nos hemos retrasado.

Por Dios, Snyder,¿por qué siempre lo complicas todo?

Gracias por vuestra paciencia.Todo vuestro.

¿A qué coñoha venido eso, entrenador?

No va a poder.-Ya sabes cómo es él.

Ya verás como no.

¡Vamos, vamos!

Pan comido.

¡Toma!Esa es para ti, pequeñín.

No, gracias.

Bueno...¿Lo has visto?

Sí, claro, saltas como mi hermana.¿Como tu hermana?

La verdad es que mi hijasaltaría eso y tiene tres años.

Ya y salta a la pata coja.

¡Venga, hombre!Buenas noches.

Eh, pequeñín, a ver cómo saltas.

Venga, Jesse.¿Qué diría Ruth?

Vamos, hombre.

Haz que se sienta orgullosa.

Sí, pequeñín.

Un salto. Un salto.

Toma.Bajadla un poco.

No, subidlo, subidlo.

Venga, más arriba, sin miedo.

(Gritos)

Es verdad.

Hola.Hola.

Creo que es su entrenador.

Entrenador.¿Sí?

Estoy perfecto.

En dos días estará como nuevo.Tienes tres días.

Iremos a Arbor contigo o sin ti.

¿Entendido?

Maldita sea.

¿Qué estabais haciendo?No vi la escalera.

(Música dramática)

"Damas y caballeros,

bienvenidos al Ferry Field

en Ann Arbor, Michigan,

a las finales de atletismode la conferencia Big Ten

de 1935".

Eh.

Ve a vestirte, te retiro,no puedes...

Estoy perfectamente.No, no puedes.

Casi no puedesni andar, Jesse, vamos.

Déjeme correr las 100y después si quiere, retíreme.

¿Qué?

No, no, no, no.

Si corres con esa lesiónen la espalda, podría ir a peor.

Olvídalo.Entrenador, déjeme hacerlo.

Los tres días me han ido muy bien.

Solo son diez segundos.

Más vale que tardes menos. Ve.

"Damas y caballeros,"

la primera finalde velocidad del día,

la final de 100 yardas lisas.

(Griterío)

"Puede que os amen o que os odien,

da lo mismo,

cuando estéis allí fuera,estaréis solos".

¿Listos?

Lo has... Lo has conseguido.

Lo has hecho.He salido muy lento.

No, no, no. 9,3 segundos.

Es un récord, chico. 9,3 segundos.9,4.

¿Pero qué dices?9,4, Larry.

Lo he cronometrado.

Hay que coger el tiempo más alto.

¿De qué hablas?¿Cómo el tiempo más alto, hombre?

Entrenador, no importa.No entiendo el problema.

¿Quieres calmarte?No entiendes nada.

¡No me calmaré hasta que entresen razón y nos des el récord!

Entrenador, basta. Vamos.

Es una broma de mal gusto, Phil.

Mira.Sí, ya lo veo.

"En el salto de longitud el atletade la Universidad de Ohio State,

el señor Jesse Owens".

¿Qué hace?

Familiarizarse con la pista.

Perdone, señor.

¿Qué distancia decíaque saltaba ese chino?

¿Pero qué... qué...?

El señor Nambu es japonés.

Su récord mundiales de 7 metros y 98 centímetros.

¿Me puede prestar un pañuelo?

Gracias.

Ahora está presumiendo.

(Música de tensión)

(Griterío)

Damas y caballeros, tenemosun nuevo récord mundial.

8 metros y 13 centímetros.

"8 metros y 13 centímetros".

Gracias. Tenga.

(Música dramática)

"Increíble.

Jesse Owens ha batidootro récord mundial

con un tiempo de 22,6 segundos.

Tres nuevos récords mundialesen tan solo 45 minutos.

¿Hay alguienque pueda derrotar a Owen ahora?".

¡Jesse! ¡Jesse! ¡Jesse!

"Tranquilo, puede decirlo.¿El qué?".

Dígalo cuando esté listo,el viaje hasta Columbus es largo.

Tendrás que echarme una mano,no sé de qué estás hablando.

¿De verdad?Sí.

A ver, ¿cuántos velocistasde los que ha entrenado

han batido tres récords mundialesen una jornada?

Y lesionado.

Cuatro contando las 100.

Cuatro contando las 100.

¿Y sabes qué? Aún hay más.

Ah, ¿sí?Sí.

Has destrozado el récordde Ohio State de puntos

en un año, así que... enhorabuena.

¿En serio?Sí, en serio.

¿Y qué paleto blanco lo tenía?

Este paleto.

Sí.

He tenido ese récord 11 años.

11 años y tú lo has hecho trizas.

Ya sabe lo que dicende los récords, ¿no, señor?

No. ¿Qué dicen?

Que un día aparece un chaval nuevoy te quita el récord.

Así de fácil.

Oh, eso dicen, ¿eh?

Has estado bien.

Muy bien, Jesse.

Digno de ver.

"Pues le digo una cosa,

si sigue conmigo,

le convertiréen un gran entrenador".

(Risas)

Frank Wykoff ganó el oroen Ámsterdam en el 28

y otro en el 32 en Los Ángeles.

Él y Draperson lo mejor de Cromwell.

Son, sin lugar a dudas,los mejores del país.

Así que... ¿Me estás escuchando?

Sí, sí.

Pero ya he ganado a Wykoff.

Ya... Bueno, este.

Es Eulace Peacock.

Ganó los 100 metrosy el salto de longitud

en Filadelfia.

Es un tanque.

No se desliza como tú. Su...

estilo es feo, pero atraviesala pista como un tren de mercancías

y tiene una gran llegada.Con este ten mucho cuidado.

9,5 contra Villanova.

¿Lo ve, señor? Es más lento.

Solo una décima más lento.Dos décimas, entrenador.

Tranquilícese.

No le fallaré ante Cromwell.

Ahí está.

¡Señor Owens! ¡Señor Owens!

Señor Owens, queremos hacerleun par de preguntas.

Basta, basta, basta.Tranquilos, tranquilos.

Por favor, déjennos pasar. Perdonen.

Perdonen.

Owens.

"Buenas tardesy bienvenidos a Los Ángeles,

donde el gran Jesse Owens

espera mantener la rachasin precedentes

de cuatro récords mundiales".

(Música jazz animada)

(CANTA EN INGLÉS)

¿Qué pasa en Los Ángeles?

Deben de echar algo en el agua.

¿Quién bebe agua?

Olvídalo, pequeñín.

A lo mejor consiguesque baile contigo,

pero no la llevarás a la cama.

Tú eres Jesse Owens.

Sí, sí, señora.

¿Quieres bailar?

¡Jesse, vamos!

No, tengo novia.

¿Dónde está?

Bailaré con ella.

Está en Ohio.

Ya me cae bien.

Vamos, Jesse.

¡Venga, pequeñín!

(Música suave)

¿De dónde viene lo de Jesse?

¿Perdona?

Eres de Ohio.

Eres James Cleveland Owens.

Septiembre de 1913,Oakville, Alabama.

Aquí ya has ganado ocho de ocho

y no hay nadie que te tosaen la Costa Oeste,

ni en la Este,ni en lo que queda en medio.

Lo que quiero saber espor qué Jesse.

Ah, bueno, en realidad es J.C,

pero mi maestra de Primariase confundió desde el primer día...

y... nunca me atreví a corregirla.

Qué pena.¿El qué?

Que tengas tan buen corazón.

¿Por qué?

Te pierdes la diversión.

(Música dramática)

Me complace comunicarlenuestra satisfacción

por cumplir sus expectativas.

Todo parece en orden.

Espero que siga asíel verano que viene.

La Asociación Deportiva Amateurdecidirá

su participación en los juegosen la convención de diciembre.

Así es.-Le pregunto, Avery,

¿cree que EE. UU. se retirará?

Bueno, tenemos que votar.

Así funciona la democracia.

Sí, por supuesto.

El ministro Goebbels solo pide

la garantíade que contamos con su apoyo.

He dejado clara mi postura.

Mientras tanto,

¿podríamos pedirleque nos concediera el lujo

de su considerable experienciaen la construcción,

y revisara estos planos

de la nueva embajada en Washington?

La última vez que lo miré

valía casi 15 millones de dólares.

Dígale que no me puede comprar.

No se lo pueden permitir.

¿Un soborno? No, no.

Es una propuesta de negocio.

El ministrole estaría muy agradecido.

No hay muchas empresas como la suya

que puedanencargarse de un proyecto así.

Bueno...

El arquitecto es Albert Speer.

Impresionante.

Pero estas torres no cumplencon las leyes de urbanismo.

No pueden superarlos 40 metros de alto.

¿Lo ve? Esa esla clase de experiencia

que necesitamos,si usted está interesado.

¡Uh, Dios, estoy destrozada!

Estás guapísima.

Menos mal que no íbamos en autobús.

Mi papaíto no me compró este coche

para que cogieraun condenado autobús.

(Llaman a la puerta)

Señor Owens, un telegrama.

(Música dramática)

No puede demandarte, Jesse.

"¿Cómo va a demandarte?

¿Y por qué?

¿Incumplimiento de palabra?

¿Qué significa eso?".

Es solo una amenaza.

Está... furiosa.

(Música dramática)

"Señor Solomon, soy Jesse".

¿Podría hablar con Rose, señor?

"No quiere hablar contigo".

Lo entiendo, pero si me daun segundo puedo...

¡Si deja que...!

(Música dramática)

Jesse...

(Música dramática)

¡Vamos, Jesse!

¡Puedes hacerlo!

En sus marcas.

Te voy a dar una palizacomo si fuera tu padre.

¿Listos?

(Griterío)

(Música dramática)

"Eulace Peacock ha ganadoal hombre más rápido del mundo,

Jesse Owens,con un tiempo de 10,2 segundos".

Así no vamos a ningún sitio.

Hola.

¿Estás solo?

Bueno, ¿quieres... quieres decirmepor qué has perdido hoy?

Ese es su trabajo.

Sé por qué has perdido.

Le has mirado en los 90 metrosy te ha costado la carrera.

Y sé que no tiene nivelpara ganarte.

¿Quién, Peacock?

Sí, ni Metcalfe.

Pues eslo que ha pasado, ¿de acuerdo?

Ha sido un mal día.

Estoy cansado, entrenador.

Tenemos un viaje de 15 horashasta Ohio.

Solo quierotomarme la cerveza y descansar.

Pero si sigues perdiendo como hoy,

el barco de Berlín zarpará sin ti.

Entrenador, si va a soltarme

otra de sus aburridashistorias lacrimógenas,

la verdades que prefiero oírla mañana.

Escucha.

La señora Nickerson parece...

una buena chica.

No voy a juzgar lo que haces,

siempre y cuando tú te sientas bien.

Las decisiones que estás tomando

te parecerán absurdascuando ya sea tarde.

(SUSPIRA)

¿Ha estado casado, entrenador?

Sí.

Nuestra pequeña ya es mayor.

Cumple 18 el año que viene.

Mi... mujer y yonos hemos separado.

Me dijo:

"No puedes tener dos familias.

No hay sitioen el equipo para nosotras".

Si crees que esto es duro,prueba con el matrimonio.

Me gustaría intentarlo.

Me alegro por ti.

No me dijo que tenía una hija.

No preguntaste.

Date prisa.

Quiero llegar a Des Moinespor la mañana.

Mira, Quindella.

Eres... una chica increíble,de verdad.

Y ha... ha sido un placer...¡Vete a la mierda, Jesse Owens!

Espero que ella merezca la pena.

Tengo que ver a Ruth.

Se merece una explicación.

Que tengas suerte.

Sí, estoy de acuerdo...

(CARRASPEA)

Ruth...

Lo siento mucho, Ruth.

Mira, te juro que...

¿Recuerdas el día que nos conocimos?

Te llevé los librosdesde el colegio

y por el camino estuvimos...

hablando de esto y... de lo otro,

de lo que queríamos en la viday de lo que no.

¿Y qué te pedí en la puerta de casa?

Que me casara contigo.

¿Y qué dijiste?

Que debíamos esperar.

Pues no más esperas.

Quiero casarme contigoMinnie Ruth Solomon.

Quería entoncesy ahora lo quiero el doble.

Fui tonta.

Cuando aquel chicome pidió la mano,

debí decir que sí,

porque ya no eres ese chico.

Y ahora sal de aquí.

Ruth...

Que te vayas. Estoy haciendo esperara la gente. ¡Fuera, Jesse! ¡Fuera!

(Música dramática)

Nada, no ha venido. Lo sabía.

Bueno...

Sí, espera un momento.-Cuidado.

(Truenos)

Oh, menudo chaparrón.

¡Espérame, voy contigo!

¿Qué haces aquí?

Acompañarte a casa.

Has estado ahí todo el día.

Sí, y si hace falta,también estaré mañana,

toda la semana.

Te perderás tus carreras.

Me da lo mismo.

Solo quiero correry eso puedo hacerlo en Cleveland.

Jesse, ¿estarías en una estaciónde servicio toda la vida?

Bueno, si así estoy contigo, sí.

Sigues teniendo labia.

Ya lo creo.

Cásate conmigo.

¿Estás loco?

Casémonos ahora mismo.

Mis padres te odian a muerte.

Me dejaste con tu hija.

Ya es tarde para cumpliry casarte conmigo.

Arreglaré las cosas con tus padres.Tú di que sí.

Di que te casarás conmigo.

¿Y quién va a casarnos, Jesse?

¿Crees que habrá algún pastordecente que quiera hacerlo?

Aún no lo he pensado,pero encontraré alguno. Te lo juro.

Es cosa nuestra, Ruth,de nadie más, como siempre.

De acuerdo, me casaré contigo.

¿Pero a dónde vas?

A buscar a alguien que nos case.

¡Te veo luego!

(MAHONEY) "Caballeros, la decisiónde hoy es de gran trascendencia.

Es una decisión complicada...

para todos, lo sé".

La votación de hoy

contra la participaciónde nuestros deportistas en...

estos juegos...

es una votación contra la tiranía.

Cualquiera que compita,

en cualquier prueba o nivel...

sabe que...

no hay nada seguro,se puede ganar o se puede perder.

Pero lo que importa es estar allí.

"Cuando todo acaba,la gente se va a casa.

La historia recuerdaa los ganadores.

Pero todos los hombres y mujeresque compiten

agradecenla oportunidad de estar allí,

de enfrentarsecon un espíritu cordial

hombre contra hombre,

nación contra nación,

para ponerse a prueba sin miedo,"

sin rencor,

a lo mejorque ofrezca el contrincante.

Sin duda estamos de acuerdo

en que el código olímpicoes la clara antítesis

de la ideología nazi.

Es en ellos en quienesdeberíamos pensar,

"en nuestros atletas,en quienes ponen su sudor,

su sangre, su corazón"por esta oportunidad.

No me creo con derechoa arrebatársela.

Cuando yo competía,no lo habría aceptado de buen grado.

Y traigan a casa medallas o no...

se han ganado esa oportunidad...

Os insto a votar hoy

"no con el corazón,sino como deportistas...".

...para contar a sus hijos...

...con conciencia.

...y a los hijos de sus hijos...

...y como miembros de la raza humana.

...yo estuve allí.

(Griterío)

¿Pero qué haces aquí?

¿Es "The Citizen"?

Déjame verlo.

58 a 56.

Enhorabuena.

Respeto la decisión...

"pero actuando en conciencia"

debo renunciar a mi cargo.

¡Ganarás la medalla de oro!

¡Sí!

¡Eh!

¡Eh!

¿Qué te parece? ¿Eh?

¡Eres el mejor, Jesse!

¡Podrás con todos!

Buenas tardes.

Buenas tardes.

Jesse.

Es del diputado Davisde la Asamblea Legislativa de Ohio.

Ha venido en nombre de la NAACP.

¿La qué?

La Asociación Nacional

para el Progresode la Gente de Color.

Oh, vaya, hola.Esta es mi mujer, Ruth.

Hola.

Sentémonos.

Nuestro secretario,el señor Walter White,

me ha pedido que le entregueesto en persona...

con sus mejores deseos.

Qué bien.

¿Y a sano de qué?

En primer lugar, le felicitopor todos sus éxitos recientes.

He seguido su trayectoriacon gran y particular interés,

como toda... toda nuestra comunidad.

Pues gracias.

Y las clasificatoriasse celebrarán pronto.

Sí, señor,en menos de cinco semanas.

Ah.

Y, sin duda, supongoque espera clasificarse

y participar.

Pues sí.

Quiero decir, sí, señor.

¿Incluso bajo el régimen de Hitler?

En nombre del señor White

y de su organización

y de la comunidad negrade EE. UU.,

espero que no vaya.

Son los Juegos Olímpicos.

Jesse lleva entrenandopara esto toda la vida.

Verá, Jesse, es el mejor.

Tiene una oportunidad de romperuna lanza por nosotros.

Imagino...

que debe sonar hipócritapara cualquier americano

que hablemos de intolerancia racialen otros países, pero...

por esa misma razón debemos negarnosa ir a esos juegos.

Tenemos la oportunidadde mostrar solidaridad

con todos los oprimidos de Alemania.

Todo forma parte del mismo odio.

Queremos que los que detentanel poder sean conscientes

de su obligación moral de luchar

contra el horror que los negroshemos padecido en nuestro país.

¿Y usted cree que esova a servir de algo?

Si se queda, todos le olvidarán.

Si se va,

quizá vuelvacon un montón de medallas

y que le odienmucho más que ahora.

Jesse,

haz lo que quieras. ¿Entiendes?

No va a cambiar nada.

¿Usted corre, señor Davis?

¿Yo?

Bueno, no para competir, no. No.

Se nota.

Porque cuando estás en la pistano piensas en nada más.

Cuando suena el pistoletazo,nada puede pararme.

Ni el color, ni el dinero,

ni el miedo, ni el odio...

Allí no hay blancos ni negros,solo rápidos y lentos.

Durante esos diez segundoseres totalmente libre.

Y usted ha venido a decirmeque no puedo hacerlo,

que fallaré a mi raza si voy.¿Y qué pasa con lo que siento yo?

Dios le dioun don extraordinario, señor Owens.

A lo mejor Él puede decirlecómo utilizarlo.

"Louis va ganando cuando empiezael cuarto asalto de este combate

a 15 asaltos entre Joe Louis,el Bombardero...".

¡Eh! ¡Eh! ¡Venid, chicos!

Os lo estáis perdiendo.

¡Venga, vamos!

Sí, vamos, vamos.

"Louis apenas es conscientede lo que hace.

Está aturdido, grogui.

Pelea mecánicamente".Vamos, vamos.

"Y cae a la lona".

Levanta.

"Empieza a contar los segundosal otro lado del cuadrilátero.

Ya está, Schmeling gana por KO".

¿Qué ha pasado?El nazi le ha derrotado.

A Joe Louis. No me lo puedo creer.

Bueno...

Esto solo nos deja una salida, sí.

Ir dentro de tres semanas a Berlíny vengarnos, en su casa.

¿No creéis? Por supuesto.Sí, claro que sí.

Alvin Kraenzlein. Alvin Kraenzlein.

El mejor atletaque ha dado este país.

Kraenzlein ha sido el único

que ha traído a casacuatro medallas.

Yo nunca llegaré a batira Alvin Kraenzlein,

así que me conformo con entrenaral muchacho que lo hará.

El pequeñín no ganará cuatro,ya ha visto cómo salta las vallas.

No voy a ir.

Como una rana torocon el culo ardiendo.

¿Qué has dicho? ¿Eh?

He dicho que no sé si puedo ir.

¿A Berlín?

¿Pero qué dices, hombre?

Solo hay que pensar un poco.

Ir a Berlín es como decira los nazis que no importa,

que no me preocupalo que pasa allí.

Ya, lo entiendo, estás nervioso.

No, le he dado muchas vueltas.

Deja de decir tonterías, chaval.Créeme, está claro.

Vas a ir y punto.Has trabajado muchísimo y...

y si no vas, te sentirás fatal.

Si te retiras ahora, te...

Lo sé, lo lamentaré toda mi vida.

Sí, exacto, eso es.

Y mi mujer

me abandonará,porque se dará cuenta

de que soy un perdedor.

Y empezaré a bebery a comportarme como un imbécil

hasta que mi entrenadoresté tan harto de verme,

¡que me busque un condenado trabajo!

Puedes formar parte de la historia¿y vas a desentenderte,

a desperdiciarlo?

Mire, hay genteque me toma como modelo.

¿Cómo que gente?

¿Qué gente? ¿La gente negra?

¡Vamos! ¿Y eso qué más da?¡Me importa una mierda!

¡Porque usted es blanco!

Por eso no le importa.

Vámonos.

(Música dramática)

(Música suave de piano)

(Continúa la música)

(Música dramática)

¿Qué le ha pasado?

Entiendo que estés enfadado.

Nunca se me ha dado bien escuchar.

Te piden demasiado.

Un hombre compitepara demostrarse a sí mismo

que ha sido capaz de darlo todo.

Lo demás no importa.

Es...

Jesse no sé cuánta presiónestás soportando ahora mismo,

pero sé lo que es ser un atleta.

Y sé que si no vas,

te pareceráel mayor error de mi vida.

Es posible,

pero es algo que debo decidir yo.

De acuerdo.

No tienes que decidir nada todavía.

Preséntate a las clasificatorias,pasa el corte.

Al menos date esa opción.

(Griterío)

"Ha sido un gran día para usteden Nueva York, señor Owen.

Se ha clasificado en tres pruebas,"

100, 200 y salto de longitud.

Esta pregunta espara los entrenadores.

¿Quiénes son sus rivales?

Carl Long en salto de longitud.

Lo hemos estudiado a fondo. Además,

tiene todos los récords de Europa.Sí, todos.

Señor Glickman, señor Stoller,

como judíos americanos,¿se les ha presionado

para no participaren estos juegos en Alemania?

Que conste que la única presiónque sienten

es la de ganar carreras.

En nuestro equipo olímpicono discriminamos.

Ya se ha habladobastante de política,

hemos venido a hablar de medallas.

Señor Owens,¿eso quiere decir que va a ir?

¿Cómo justificasu participación en Alemania

cuando hay tanta discriminaciónen nuestro país?

Buena pregunta.

Tiene toda la razón.

Tenemos que poneren orden nuestra casa.

Lo que necesitéis de mí,

donde me necesitéisy para lo que sea.

Solo quiero ayudar.Vaya, qué honor.

Una oferta generosa, Larry,

pero no eresun entrenador americano oficial.

Ya, pero no conocéisa Jesse como yo.

El señor Owens no esel único corredor que llevamos.

¿Y no son nuestros primeros juegos?

Jesse Owens puedecon cualquier velocista

en cualquier distancia y lo sabéis.

No podéis tenerlo en baja forma.

O sea que necesitaal mejor entrenador.

¿Eso es lo que quieres decir?

Gracias de todos modos.

A lo mejor no sube a ese barcoy nadie puede remediarlo.

(Música dramática)

No me lo podía creercuando me enteré de tu lesión.

¿Cómo está tu pierna?

Bien. Más fuerte.

Sí, me rompí el tendón de la corva.

Pero he vuelto a entrenar,así que en un par de meses...

Hecha polvo.

Se acabó... para mí.

Pero leo la prensa.

Toda esa genteque no deja de gritarte.

Es verdad que eso impideque te concentres, pero significa

que hay mucha genteque cuenta contigo.

¿Para hacer qué?Para que vayas a Berlín

y jodas a esos alemanes...

por gentileza de Eulace Peacock.

(Música dramática)

(Continúa la música)

Ruth.

Ruth.

¿Qué pensará de mí si no voy?

Eres su padre.

Te querrá hagas lo que hagas.

¿Y tú qué?

No me hagas cargar con eso.

Te prometí una vidamejor que la que tenemos.

¿Y cómo conseguirla si no?

Me gusta la vida que llevamos.

Eres la única persona del mundo

cuya opinión me importay no dices nada.

No voy a decirtequé tienes que hacer.

Por eso me quieres.

Jesse...

Digamos que voy.

¿Qué pasará si pierdo?

Eres el hombremás rápido de la tierra.

Tú no estarás allí

y mi familia tampoco.

Ni siquiera mi entrenador.

¿Larry no va?No.

Lo ha intentado, pero no le dejan.

Estaré solo y me estará viendoel mundo entero.

Y si pierdo...

si pierdo...

será como darla razón a los nazis.

Deja de pensar tanto, no es lo tuyo.

Has nacido para correr.

No escuches a nadie,

solo a ti mismo.

Escucha a tu corazón,

¿de acuerdo?

¿Bien?

Ruth, lo llevo todo, tranquila.

Estoy seguro.

Siempre me estoy despidiendo de ti.

Sí, bueno...

Así siemprees más dulce el reencuentro.

Mira que eres zalamero.

Es para que recuerdes dónde mirar.

(Música jazz animada)

Un abrazo a papá.

Os quiero a las dos.Te quiero.

(Continúa la música)

(Bocina)

¿Ya te has acostumbrado al barco?

¿Entrenador?

¿Qué demonios hace aquí?

Alguien tiene que vigilarte

y evitar que te pasesel día tumbado engordando.

Ya no hay vuelta atrás.

Buscaré mi camarote.

Entrenador,se equivoca de dirección.

Todos están en primera clase.

Ya...

No me lo puedo permitir.No, estaré...

abajo en tercera clase

con Dave y contigo.

Hasta mañana.

(Bocina)

(Música dramática)

(Música suave de percusión)

(Música dramática)

(HABLAN EN ALEMÁN)

(HABLAN EN ALEMÁN)

(Griterío)

(Himno de EE. UU.)

¿Cómo están?

"Damas y caballeros...",

(Música dramática)

(Música dramática)

"Nuestro personal auxiliar

les indicará cómo llegara la biblioteca, al teatro y...".

Vamos, amigo.-Shalom.

Señor, ¿los dormitoriospara los de color?

No hay dormitoriospara los de color.

¿Estamos con vosotros?

Tranquilo, no haremos ruido.

(Música dramática)

Vaya, vaya, vaya.

La comida está buena. A lo mejorestos nazis solo tienen mala fama.

Ya veremos.

(Campanadas)

(Música clásica dramática)

¡Bravo!

Bien, bien. Paremos arriba.

¿Es Luz Long?Ajá.

Arriba.

Lentos, muy lentos.

Salta bien.Sí.

Y parte con ventajaal competir en casa.

(Percusión)

¿Pero qué coño es esto? ¿El carnaval?

Volved al trabajo.

¡Con fuerza!

¿Me quieres decir algo, chico?

¿Uh?

Espera un momento.

¿No vale ni para entrenara una pulga?

¿Le has dicho eso a Dean Cromwell?

¡Eh! ¿Has visto cómo habla?

No sé... pero respeto seguro que no.

Voy a tener yo la culpa...-Sentido común.

¿Qué es lo que quieres?

Quiero una maldita disculpa,eso es lo que quiero.

Jesse, ¿y tú qué quieres?

Quiero que me deje entrenara mi manera.

¡Por el amor de Dios!

Y que vuelva mi entrenador.

¿Has perdido la cabeza? ¡Ni hablar!

El señor Snyder no tienetítulo de entrenador olímpico.

Muy bien.

Pues espero que se aprendan bienla letra del himno alemán,

porque van a oírlo cada vez

que esos nazis ganenlo que podía ganar yo.

¿Quieres retirarte? Pues adelante.

Ningún negro va a hablarmecomo si fuera...

¿Eso qué tiene que ver?Tiene mucho que ver.

Debería darte vergüenza.No has oído lo que dijo.

Suficiente.

Jesse, ¿no irá en serio?

¿No pensarás retirarte ahora?

Muy bien.

Tengo una idea.

A ver, si conseguimos un pasepara el señor Snyder,

¿podemos olvidar todo esto?

Eh, Jesse.

Sí.

Más vale que lo lleves con correa.-Dean...

¿A qué ha venido todo esto?

¿El qué?

El qué...

Sabía que no podría pagar

un asiento decentey quería ayudarle.

¿Y debo suponer que es tu formade darme las gracias?

No sabría por dónde empezar.

Tráeme tres medallas de oro.

Eso compensará.

Vamos.

¿Qué tal las zapatillasque te pedí de Inglaterra?

No han llegado.

Hola. ¿Sabe dónde está esto?

(HABLA EN ALEMÁN)Bien, disculpe.

(HABLA EN ALEMÁN)

Disculpen...

Yo...

Americano.

(HABLA EN ALEMÁN)Oiga, soy americano.

Soy americano.(HABLA EN ALEMÁN)

Americano.(HABLA EN ALEMÁN)

Oiga, soy del equipo olímpico.

(HABLA EN ALEMÁN)¡Eh, eh, eh!

(HABLA EN ALEMÁN)

Los tengo. Tranquilo.Tengo los papeles, sí.

Aquí. Mire, mire, mire.

Americano. Equipo olímpico.

Estoy... estoy buscando a...

Dassler. Dassler.

Adi Dassler."Dassler"?

Dassler, sí.

(HABLA EN ALEMÁN)Sí.

Sí, fábrica, sí.

(GRITA EN ALEMÁN)

(HABLA EN ALEMÁN)

Ahora empuja.

Bien. Bien.

Bien.

Ya está. Vámonos.

Habrá mucha humedad fuera.

Y la pista estará pesada, ¿no?

¿Qué tal las zapatillas?

Bien.Bien. Bien. Muy bien.

Ojalá hubiéramos tenidomás tiempo para ablandarlas.

No sé qué pasó, pero ya me enteraré.

No entiendo por qué...Entrenador.

He dicho que bien.

Bien.

¿Va a seguir quejándosecomo cascarrabias

o salimos a correr ya?

Señor Owens, esperamos grandes cosas.

Si no gana el oro,será una gran decepción.

Estaba bromeando.

Gracias, entrenadorpor ayudarme tanto.

(Música dramática)

(Griterío)

(Megafonía en alemán)

(Música dramática)

(Griterío)

(Megafonía en alemán)

¡Hitler! ¡Hitler!

¡Hitler! ¡Hitler!

¡Hitler! ¡Hitler!

¡Hitler! ¡Hitler!

¡Hitler! ¡Hitler!

¡Hitler! ¡Hitler!

¡Hitler! ¡Hitler!

¡Hitler! ¡Hitler!

¡Hitler! ¡Hitler!

(Música de tensión)

(Megafonía en alemán)

(Griterío)

(Música de tensión)

(Megafonía en alemán)

(HABLA EN ALEMÁN)

(HABLA EN ALEMÁN)

(Griterío)

"El ganador de la carrera masculinade los 100 metros lisos"

es Jesse Owens

"con un tiempo de 10,3 segundos".

(Megafonía en alemán)

(Himno de EE. UU.)

¡Yuju!

He ganado.Magnífico. Magnífico.

Déjame verla.

Enhorabuena,

señor Owens.Gracias, señor.

Bien.

Hay una personaa la que debe conocer.

De acuerdo.

Trae.

Eh.

Ah.

Gracias.

(Música de tensión)

Herr Brundage.

El canciller Hitler se ha vistoobligado a marcharse.

No podrá felicitar a los ganadores.

Por el tráfico, entiéndalo.

Dígale al canciller...

que o felicita a todos los ganadoreso a ninguno.

(HABLA EN ALEMÁN)

(HABLA EN ALEMÁN)

Lamentablemente es imposible.

Entonces es...

Vámonos.

(Música animada)

Recuerda bien las normas mañana.

Son muy estrictosrespecto a los saltos.

Nada de fanfarronearcomo en Ann Arbor.

Bien.¿Me estás escuchando?

Estamos aquí,en los undécimos Juegos Olímpicos

retransmitiendo"la ronda clasificatoria

del salto de longitud masculino.

El primer saltadores el alemán Luz Long,

el actual campeón de Europa".

Increíble, "hace que parezca fácil".

"Jesse Owens...".

"Ahora le toca a Jesse Owensde EE. UU.

No es la primera vezque le vemos hacer algo así.

Le gusta examinar la pistaantes del primer intento.

Owens estáarrodillado en la pista".

¡Jesse, no...!

¡Oh!-Es nulo.

"No me lo puedo creer.

Lo han contado como salto nulo.

Owen está preguntando a los jueces.

No estará muy contento con su fallo.

Pero tiene dos intentos más.

Owens se preparapara su segundo intento".

"Otro salto nulo.

Ha traspasado la línea.

Por lo que vemos para Owensesta prueba

puede terminar antes de empezar".

(HABLA EN ALEMÁN)

"Un momento, aquí hay algoque no se ve todos los días.

Long parece estar diciéndole a Owens

desde dónde debe saltar.

Owens se preparapara el tercer y último intento.

Owens...

Owens...

¡Lo ha conseguido!

Owens van directo a la final".

(Megafonía en alemán)

¡Eh, Luz!

"Danke".

(Música de tensión)

¡Hitler! ¡Hitler!

¡Hitler! ¡Hitler!

Estamos en la finalde salto de longitud.

"Adolf Hitler, el canciller alemán,

ocupa su asiento para ver la prueba.

Y después de una reñidaronda clasificatoria,

el gran atleta Jesse Owensde EE. UU.

se enfrenta a Luz Long.

Cada contrincante tendrátres intentos.

El que consiga mejor marcase llevará la victoria.

El primer salto de Long,actual campeón de Europa.

Bandera blanca.

7,54 metros.

Owens.

También bandera blanca".

(HABLA EN ALEMÁN)

"7,74 metros.

Otra vez Long.

Han levantado la bandera blanca.

7,87 metros".

Tenemos un nuevo récord de Europa.

Owens...

¡Bandera blanca arriba!

7,94 metros. Increíble.

Owens ha batido el récord de Europa

establecidohace solo unos instantes.

Veamos qué hace Longpara no quedarse atrás.

¡Oh, salto nulo!

Salto nulo de Longen el último intento.

Eso significa que Owens ha ganado.

Ha logrado una segunda medalla de oroen los juegos".

(Música dramática)

Una gran prueba.

Por favor, es tu último salto.

"¿Qué ocurre?

La competición ha terminado,pero el alemán Long

parece compartir el interésdel público aquí en Berlín

por ver lo que puede dar de síel increíble Owens.

Hoy hemos podido vivir

el verdadero espíritude la deportividad

entre estos dos atletas".

(Música de tensión)

(Griterío)

"Bandera blanca arriba.

8,06 metros.

Tenemos un nuevo récord olímpico".

(Música dramática)

(Continúa la música)

Enhorabuena.Demos la vuelta de honor.

Por supuesto.

¿Habías visto una cosa así?No.

(HABLA EN ALEMÁN)

(HABLA EN ALEMÁN)

(Música dramática)

(Llaman a la puerta)

Gracias.

Me has derrotado con toda la ley.

Con todas las de la ley.

Y ha sido con tu apoyo.

Podía superarlo,

si no, no sería deporte.

¿Es tu novia?Sí.

¡Vaya!

Es guapísima.Gracias.

¿Hay chicas feas en Alemania?

Prefieren mantenerlas ocultas.

Hay muchas cosas que ocultan.

¿Crees que es una broma?

Amo mi país,

pero el gobiernose está volviendo loco.

Ya no se esconden.

Ni siquiera sienten vergüenza.

Hace unas noches me mandarona una chica para desearme suerte.

Quería acostarse conmigo.

El gobernador Daveyme mandó un telegrama

y una caja de Coca-Cola.

Tendré que emigrar.

No.

No.

Quería quedarse embarazada.

Le ordenaronque se quedara embarazada.

Debería sentirme halagado.

Pero pensándolo bien,estás mejor en EE. UU.

No... no sé...

si en el fondo hay tanta diferencia.

¿Podrías tener algún problema?

Hoy te la has jugado...

Quieren utilizarnospara demostrar algo al mundo.

He demostrado que están equivocados.

Habría preferido vencerte,pero no para que lo usen como arma.

Han querido utilizar estos juegos.

No pueden quejarsesi no ha salido como esperaban.

Quizá ahora veanlo estúpido que ha sido intentarlo.

Participas en otra prueba, ¿no?

Sí, los 200 metros.

Pues espero que ganes.

No para demostrar nadaa ningún gobierno.

Solo para que me sienta mejorpor perder ante ti.

"Hemos tenido una mañanabastante húmeda y nublada en Berlín.

Los atletas salen a la pistapara la final masculina

de los 200 metros lisos".

Sí, sí, ya está.

"Han pasado 36 años

desde que un atleta volviera a casa

con tres medallas de oro individualesde unos juegos olímpicos".

(Música dramática)

Hans.

(HABLA EN ALEMÁN)

(Música dramática)

"Ocupando sus calles estánWil van Beveren

y Tinus Osendarp de Holanda,

Jesse Owens y Mack Robinsonde EE. UU,

Paul Hanni de Suiza

y el canadiense Lee Orr".

(HABLA EN ALEMÁN)

(Disparo)

"Ha sido una salida limpia.

Owens ha tomado la delantera,

seguido por Robinson.

Owens se está colandopor el exterior hacia la recta.

Va Robinson en segundo lugar.

Owens y Robinson siguen en cabeza.

Osendarp está acercándose.

Owens...".

¡Owens!

"Owens ha ganado

con un tiempo de 20,7 segundos".

¡Sí, sí, sí!

¡Owens! ¡Owens!

¡Owens! ¡Owens!

¡Owens! ¡Owens!

¡Owens! ¡Owens!

¡Owens! ¡Owens!

¡Owens! ¡Owens!

¡Owens! ¡Owens!

¡Owens! ¡Owens!

¡Owens! ¡Owens!

¡Owens! ¡Owens!

¡Owens! ¡Owens!

¡Owens! ¡Owens!

¡Owens! ¡Owens!

(HABLA EN ALEMÁN)

(HABLAN EN ALEMÁN)

Cuando nos conocimoshablamos de hospitalidad.

(HABLA EN ALEMÁN)

Cuando estás en casa ajena, acatas...-Ya, ya, ya, ya. Entiendo.

(HABLA EN ALEMÁN)

La hora de cenar,la marca de coñac que prefieren...

Es de buena educación.

(HABLA EN ALEMÁN)

Los judíos Glickman y Stoller

van a competiren los relevos de los 400.

(HABLA EN ALEMÁN)

Y sería una verdaderamuestra de comprensión

por su parte que no lo hicieran.

Gracias por la copa.

(HABLA EN ALEMÁN)

Dice que tieneun acuerdo empresarial.

(HABLA EN ALEMÁN)

¡Eran negocios!

¡No tiene nada que ver con esto!

(HABLA EN ALEMÁN)

¿Qué opinaríael Comité Olímpico Americano

de su colaboración con nosotrosantes de los juegos?

Está bien.

Hay rumores de que los alemanes

han reservadoa sus mejores corredores

para darnos una buena sorpresaen los relevos de los 400.

Por ese motivo hemos hechocambios en el equipo.

Muy bien, Foy,sigues en el tercer relevo.

Frank, tú serás el último.

Bien.

Marty, Sam,

lo siento, pero tenemos que quitaros.

¿Quién correráel primero y el segundo?

¿Hemos venido hasta aquíy no vamos a competir?

No, no, no, es una gilipollez.Le dimos una paliza Foy...

Lo siento, no ha sidouna decisión fácil.

Es más complicado de lo que parece.-Quítelo a él.

Tiene más experiencia.

Da igual los corredoresque elijan,

podemos sacarles 15 metros.

¡Venga ya! Sabemos por qué lo hacen.

Somos los únicos judíos.

Esto no tiene nada que vercon la cuestión judía.

Si hace esto,

si lo hace,

le despellejarán cuando volvamos.

Eso no es problema tuyo.

Queremos ponera nuestros mejores corredores.

Y serán Ralph y Jesse.

Por mí perfecto.

No, no, entrenador,tienen que correr Sam y Marty.

No puedo hablar por Ralph,pero se lo han ganado.

Yo nunca he corrido los relevos.

Ni siquiera sé pasar el testigo.

Harás lo que te digan, Owens.

La prensa ya sabe cuál esel equipo.

Si lo cambiamos y perdemos,preguntarán por qué.

Demasiada presión para una carrera.Por favor, recuérdeme su nombre.

(Música dramática)

Ralph, haz lo que quieras,yo no corro.

A menos que Sam y Martyestén de acuerdo.

(Música dramática)

¿Has volado en un avión?

No.

No hay nada igualque pilotar tu avión.

Con una chica en Nueva Jerseyesperándote.

Un avión emociona tanto a la gentecomo ver correr a un hombre.

Pero lo que quieren,lo que de verdad les vuelve locos,

es que te estrelles.

Ver cómo se parte tu biplanoStearman como si fura de papel.

Ver al personal de tierra sacartecomo una muñeca de trapo

antes de que estalle.

Eso les emociona.

¿Qué?

¿Por eso no fue a París?

¿Porque estrelló su avión?

Abril de 1924.

Tres semanas antes de los juegos.

Oí por la radio cómo ganaba Paddock.Madre mía.

Sí.

Hay que ser idiota.

Eso me dijo mi padre.

Me desperté en el hospitaly... me dieron esto.

Sí.

No valoré la oportunidad que tuve.

La desaproveché.

El Stearman esun avioncito precioso.

Pero imagino que no se puedecomparar con correr en los juegos.

Tienes razón,

no es tu carrera.

(Llaman a la puerta)

Hola.

Si pierdes, será en vano.

¿Me entiendes?

A Sam y a mínos habrán echado en vano.

Y el mundo solo verá otro nazi

blandiendo otra medalla.

¿Qué quieres decir?

Que no pierdas.

Sí.

(Griterío)

(HABLA EN ALEMÁN)

¡Vamos, Jesse!

(Griterío)

"Owens, el maestro de la velocidad

impone un ritmo infernaldesde el principio.

Owens adelanta Marianiy pasa el testigo a Metcalfe".

Metcalfe adelanta al canadiensey segundo relevo.

¡Vamos!

¡Vamos, Frank!

(Música de tensión)

"Primera posicióncon un nuevo récord mundial

de 39,8 segundos".

¡Sí, señor!

Frank, lo has conseguido.

¡Hemos ganado!

¡Hemos ganado! ¡Hemos ganado!

Gracias, entrenador.

De nada.

¡Ve! ¡Ve!

Adelante, mírela.

No hace falta.

¿Seguro?Sí.

Última oportunidad.

Trae, trae, anda.

(Música dramática)

Esto es...Disculpen.

Señor Owens, me llamoLeni Riefenstahl

y quiero pedirle un favor.

(HABLAN EN ALEMÁN)

¿Le importaría hacer uno más?

El último, lo prometo.

Claro, pero...

¿no es un engaño?

¿Engaño?

Sí.

No será el salto de verdad.

Hizo ese salto, ¿verdad?

Lo vimos todos.

Hizo historia aquí.

Lo único que hago es asegurarme

de que, dentro de unos años,

los que no estuvieron aquítambién lo vean...

para que nunca olviden lo que hizo.

¿Uno más?

Por favor.

De acuerdo, uno más."Danke. Danke".

(Música dramática)

(Continúa la música)

Buenas noches.Hola, ¿cómo está?

Es impresionante.Qué bonito.

No está mal.No está nada mal.

Lo siento, señor, pero...

sus amigos tendrán que irpor la entrada de servicio.

¿Me toma el pelo?

¿Sabe quién es?

Sí, señor.

Esta cena la celebran en su honor.Sí, señor.

Lo siento, señor Owens.Lo siento, pero son las normas.

¿Sí? Pues sus normasson una gilipollez.

Lo sabe, ¿verdad?

¿Por qué no entra y buscaa su jefe o a alguien que ayude?

Entrenador, no pasa nada.

Entre, nos veremos dentro.

Es Jesse Owens.

(Música dramática)

Es una vergüenza.

Jesse Owens.

Jesse Owens.

¡Jesse Owens!

Señor Owens.¿Sí?

¿Me lo firma?

Claro.

Gracias.

(Música dramática)

(Continúa la música)

("Let The Games Begin", Blacc)

Artículos relacionados

49 Mejor cascos integrales y bmx en 2021: según los expertos
49 Mejor cascos integrales y bmx en 2021: según los expertos
48 Mejor juego de electronica para ninos en 2021: después Investigando 42 Opciones.
48 Mejor juego de electronica para ninos en 2021: después Investigando 42 Opciones.
Top de artículos más decomisados en aeropuertos y aerolíneas de Colombia
Top de artículos más decomisados en aeropuertos y aerolíneas de Colombia
Los 30 mejores Cesta Regalo Mujer capaces: la mejor revisión sobre Cesta Regalo Mujer
Los 30 mejores Cesta Regalo Mujer capaces: la mejor revisión sobre Cesta Regalo Mujer