Riesgos, historias humanas y experiencias de un taxista-periodista | Noticias de El Salvador

Riesgos, historias humanas y experiencias de un taxista-periodista | Noticias de El Salvador

Riesgos, historias humanas y experiencias de un taxista-periodista | Noticias de El Salvador

Trabajar de taxista por plataformas digitales tiene sus riesgos. Y los hay también para los usuarios. Se pasan momentos amenos con personas amables y momentos tristes cuando toca escuchar las cuitas de alguien que se desliza hacia la confidencia para contar por qué va llorando. Entonces toca hacer también de consejero.Riesgos, historias humanas y experiencias de un taxista-periodista | Noticias de El Salvador Riesgos, historias humanas y experiencias de un taxista-periodista | Noticias de El Salvador

Por once meses he trabajado transportando personas de manera ocasional. Y puedo decir que funciona como alternativa para generarse ingresos extras en tiempo libre o paliar la ausencia de un salario fijo.

Y a miles de personas que a diario utilizan esa modalidad de transporte les resulta barata y segura si se compara con la contratación de taxis piratas o taxis tradicionales. Esa es mi percepción.

Pero entre las dos aplicaciones en las que me inscribí, considero que una es más segura que la otra. Paradójicamente, la aplicación donde no se puede negociar el precio del servicio es más segura que la otra donde, el conductor puede indicar la cantidad de dinero por la que haría el viaje, de tres opciones que da.

“Los vecinos escucharon disparos”: Mujer fue asesinada dentro de su casa en Guazapa

En la plataforma que considero más segura, a todos los conductores se les exige una serie de documentos personales, además de la solvencia de antecedentes penales y policiales que tienen que renovarse cada año. Transcurrido un año desde la fecha de emisión, la plataforma no permite conducir. La otra aplicación es más flexible en ese sentido.

Y parece que lo es también con los usuarios, a quienes no les exige un nombre y se puede hacer uso de ella con el nombre que se tiene en redes sociales, por ejemplo. De repente sale un viaje en el que el usuario es Osiiita2456, con una foto de un huevo.

Con esa aplicación no realicé muchos viajes. Solo algunos en los que el sentido común me indicaba que no había riesgo.

Una noche de domingo de invierno acepté una solicitud en esa aplicación. El solicitante dijo que el viaje era para un amigo hacia una colonia de Soyapango. Me pareció que la tarifa no era tan mala.

Detienen a 5 hombres y 4 mujeres por conducción peligrosa; uno de ellos intentó evadir el control antidoping

Pero al acercarme a donde indicaba el Waze noté que el punto de partida era un redondel del bulevar Romero. Había otros dos hombres con su respectiva motocicleta. Decidí retirarme y cancelar el viaje.

También en esa aplicación donde el precio se negocia, hay varios usuarios que piden el transporte, ofrecen una tarifa elevada pero quieren más que transporte. Es fácil identificarlos. Hay un usuario suele ofrecer 30 dólares (tarifa altísima) por trasladarlo del bulevar los Héroes a Antiguo Cuscatlán. Pero en la solicitud explica que quiere un “conductor joven, dispuesto a otras cosas”.

En la otra aplicación tan solo una vez observé uno de esos comportamientos. La misma da la opción de reportar esos detalles que pueden poner en riesgo la seguridad del conductor.

En esta última aplicación, las medidas de seguridad que ofrece tanto a conductores como usuarios son las mismas: grabar todo lo que se habla en el vehículo, compartir ubicación con alguien de confianza y botón para llamar a la Policía.

Hay lugares a donde no iba

Riesgos, historias humanas y experiencias de un taxista-periodista | Noticias de El Salvador

Por otra parte, al usuario le aparece la foto del conductor, las placas del auto y otros detalles que en cierta manera generan confianza en el usuario.

Yo, como medida extra de seguridad, en cuanto aceptaba un viaje solía hacer dos preguntas: cuántos usuarios son y el lugar exacto al que va. La primera pregunta es porque hay personas que solicitan el taxi pero al llegar por ellos resulta que son más de cuatro. En período de vacaciones o los domingos abundan estos casos.

Policía captura a supuestos asesinos de jóvenes desaparecidos cuyos torsos aparecieron en el Acelhuate

La segunda pregunta es por mera seguridad. Hay lugares donde el riesgo de ser víctima de robo o desaparición es muy elevado, más cuando el conductor no es de la zona.

Me pareció que a algunos usuarios les molestaban esas preguntas y cancelaban la solicitud. Pero la seguridad es cuanto antes. La mayoría responde amablemente aunque ya en el trayecto piden que se les explique el por qué de las dos preguntas.

En una ocasión, en la otra plataforma de precio fijo, luego de un partido de fútbol de la Liga Mayor, recibí una solicitud. El punto de partida era el bulevar Los Héroes y el destino, el hospital Lamatepec. Me sorprendió que no respondieron las dos preguntas. Cuando llegué pude ver a tres hombres jóvenes. Caminaban como si estuvieran borrachos. Antes de que yo cancelara el viaje me llegaron dos mensajes: “Ey jefe, jefe, vamos para la 22 de Abril”, escribieron. La 22 de abril es una comunidad de alto riesgo para extraños, dominada por pandillas. Según mi experiencia, como periodista, los tres jóvenes eran pandilleros.

Muchos usuarios suelen decir que algunas colonias son tranquilas; claro, pueden ser tranquilas para ellos que viven allí mas no para el conductor. A lo sumo, lo mejor es decirle al usuario hasta dónde lo puede llevar.

Pero hay personas que son muy conscientes del nivel de inseguridad en sus barrios o colonias. Por ejemplo, hay personas que le dicen al conductor hasta dónde puede llegar sin riesgo. Allí se bajan y caminan lo que hace falta del viaje.

En Soyapango hay muchas colonias en donde el riesgo es elevadísimo si los pandilleros detectan que un taxista no es de la zona. Por ejemplo, se me advirtió de no llegar a las colonias San José o a las que están en las faldas del cerro San Jacinto. La comunidad La Granjita, en San Salvador, también tiene un nivel alto de riesgo, según lugareños. El peligro se eleva si es de noche.

“Voy a tal colonia, pero usted me deja en tal lugar para que no entre. Es calle principal donde me dejaría”, son las frases con las que algunos usuarios suelen tratar de convencer que se les dé el servicio.

Algunas veces duele no poder transportarlos porque tal vez son personas que salen noche de su trabajo y necesitan llegar a sus casas, pero no se puede correr riesgos.

Fiscalía captura a sospechosos de hurtar 11 mil dólares de cuentas bancarias

Transportando soldados uniformados

En más de una ocasión me llegó solicitudes de las cercanías de recintos militares. La primer vez me sorprendió porque se sabía que la Fuerza Armada estaba en emergencia. Quien hizo la solicitud dijo que eran militares. Por curiosidad la acepté. Pero al llegar, vi que eran tres soldados uniformados y equipados con sendas mochilas que iban a relevar a unos compañeros en la colonia San Patricio.

Ellos pagan de su dinero el transporte de los cuarteles a los puestos donde están asignados. En esa ocasión vi a varios taxis por plataforma que llegaron a recoger soldados.

A veces toca escuchar

En varias ocasiones me tocó escuchar las penas de algunas personas. Una de las últimas fue el pasado 23 de diciembre, cuando llegué por K. una joven que tardó mucho en abordar porque llevaba muchas maletas.

En cuanto se subió comenzó a llorar. Me conmovió y no puede menos que preguntarle si necesitaba ayuda, con un poco de temor porque he leído que algunas mujeres se han sentido acosadas por algunos conductores.

Pero la joven comenzó a contarme que ese día la habían despedido de su trabajo y que su novio había decidido terminar la relación. La joven, de 24 años, era originaria del interior del país. Le dolía que su novio en vez de apoyarla por perder su trabajo le hubiera causado más dolor. Me retiré con la sensación de que la joven se había sentido bien en desahogarse con un desconocido que tal vez jamás la volvería a ver. Yo no creo que la reconozca, pues usaba mascarilla.

Trabajando como taxista de plataforma también conocí que en El Salvador existen vecindarios que, honestamente, no conocía, que parecen de un mundo con una economía pujante. Carretera al Puerto de La Libertad hay varias de esas.

Pero allí también hay infelicidad.

Un sábado en la tarde recibí una solicitud. Era de una de esas colonias de gente con buena economía. Me disponía a retirarme cuando un vigilante me preguntó si iba a recoger a alguien. Le dije que sí pero que no me había dado detalles del domicilio (algo frecuente con personas que viven en residenciales privadas). “Yo creo que es a una joven de esa casa”, dijo el vigilante, señalando una casa de esquina.

De repente salió una mujer joven con dos maletas grandes y otras bolsas. Le dije que no podía hacer el viaje por razones de espacio. Ella dijo que podía acomodar las maletas y que ella ocuparía el asiento del copiloto. Acepté.

En cuanto iniciamos el viaje la escuché decir “adiós Santa Tecla”, y comenzó a sollozar. Se marchaba de la casa por problemas familiares. La fui a dejar a un sector de la colonia Escalón.

Sugerencias para un mejor servicio

Tome en cuenta los siguientes tips para que usted como usuario pueda recibir un mejor servicio.

Si vive en un vecindario de acceso restringido, procure entregar cuanto antes datos como la dirección exacta (calle, pasaje, polígono, número de casa) del punto de partida, su nombre o el apellido de la familia. Algunos vigilantes no permiten la entrada si no se tiene esos datos.

En lo posible, indique al conductor si lleva objetos o equipaje grande. Recuerde que hay autos sin espacio suficiente en el baúl. De esa manera el usuario evitará perder tiempo valioso hasta que el conductor llegue al punto de partida y usted se entere que no cabe su equipaje.

Indique exactamente el punto de destino. Así evitará molestias en caso que el conductor no quiera continuar más allá de donde indica la aplicación. También evitará riesgos para el conductor. Recuerde que el lugar puede ser seguro para usted pero tal vez no para el conductor.

Si viaja con su mascota, indíquelo al conductor en qué condiciones la lleva (en caja o en bolsa, etc), pues algunos conductores evitan tomar esos viajes porque algunas personas llevan perros o gatos grandes y estos dejan sucios los vehículos al botar pelo o fluidos.

Por seguridad, no acepte viajes fuera de plataforma

A mediados de septiembre del año anterior, cuando se supo que los hermanos Guerrero Toledo habían desaparecido de Santa Tecla después de solicitar un taxi por aplicación, mucha gente abordaba con desconfianza. La noticia caló en muchos que la dieron por cierta aunque la empresa explicó que había colaborado con la Policía y Fiscalía y se había determinado que los hermanos Guerrero Toledo no habían viajado en In Driver.

Son muchos los usuarios que abordan con desconfianza por tantos rumores de personas que supuestamente han desaparecido luego de viajar usando plataformas digitales de transporte. O conductores de éstas que han desaparecido mientras laboraban como tal. Pero la realidad es otra. En el caso de los hermanos Guerrero Toledo, las investigaciones determinaron que viajaron con un conductor de los llamados “taxis piratas”. En febrero de 2021, un conductor fue asesinado en Ayutuxtepeque.

Se dijo que era conductor de Uber. Sin embargo, las investigaciones determinaron que eso no era cierto. Esa persona hacía viajes como “taxista pirata”. Sin embargo, suele suceder que muchos conductores inscritos en plataformas digitales, suelen hacer viajes fuera de éstas, a veces por ahorrarse la comisión que las mismas se quedan. Pero hacer lo anterior reduce en mucho las medidas de seguridad que una de esas plataformas tiene tanto para conductor como para el usuario. Considero que lo mejor es que ni usuario ni conductor acepten viajes fuera de la plataforma. Tampoco solicitar viajes para otras personas.

Hace un par de meses tuve que cancelar un viaje cuyo punto de partida era un motel. Alberto pidió el viaje. Pero cuando pregunté cuantos usuarios eran y a donde exactamente iban, no me respondió concretamente. Luego dijo que el viaje era para otra persona. Luego indicó que eran tres usuarios. Me pareció curioso. Posteriormente me pidió que me comunicara con ellos a un número de teléfono que envió por mensaje.

Eso no se debe hacer en la plataforma que usaba en ese momento. Se lo dije. “Bueno, ya saldrán ellos”, respondió. Cuando llegue al punto exacto que indicaba la aplicación, me sorprendió ver en la cochera del hotel a un niño, un adolescente y un adulto que sacaban grandes maletas de un carro gris. Me estacioné metros adelante. Luego Alberto me pregunto qué color era mi carro. Vi venir a las tres personas hacia mi. Decidí cancelar el viaje ¿por qué dejaban el carro en el motel? Me pareció muy sospechoso.

REGRESAR A LA PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Seguridad En El TrabajoSeguridad SocialSucesosTaxis Ver Comentarios

Artículos relacionados

49 Mejor cascos integrales y bmx en 2021: según los expertos
49 Mejor cascos integrales y bmx en 2021: según los expertos
48 Mejor juego de electronica para ninos en 2021: después Investigando 42 Opciones.
48 Mejor juego de electronica para ninos en 2021: después Investigando 42 Opciones.
Top de artículos más decomisados en aeropuertos y aerolíneas de Colombia
Top de artículos más decomisados en aeropuertos y aerolíneas de Colombia
Los 30 mejores Cesta Regalo Mujer capaces: la mejor revisión sobre Cesta Regalo Mujer
Los 30 mejores Cesta Regalo Mujer capaces: la mejor revisión sobre Cesta Regalo Mujer