MIUUR o los bolsos de lujo que, en realidad, son accesibles

MIUUR o los bolsos de lujo que, en realidad, son accesibles

MIUUR o los bolsos de lujo que, en realidad, son accesibles

Así son los nuevos bolsos de lujo 'made in Spain'

Actualizado

La marca capitaneada por el arquitecto Ignacio Cristofori y la especialista en moda Tamara Maestro ha conseguido hacer de los excesos de fabricación del lujo su punto diferenciadorMIUUR o los bolsos de lujo que, en realidad, son accesibles MIUUR o los bolsos de lujo que, en realidad, son accesibles

El mito de los bolsos de lujo es uno que se ha ido alimentando poco a poco a lo largo de la historia gracias a una serie de nombres propios como 2.55 (de Chanel), Lady Dior, Birkin (de Hermès)... Un mito en el que los precios altos han jugado un papel fundamental. En el lujo tradicional, el acceso limitado para unos cuantos privilegiados se concebía como parte del misterio que no solo lo envolvía, sino que lo vertebraba. Sin embargo, la evolución de la industria y la nuevas demandas del público han hecho que lo que funcionaba tenga que renovarse y que ahora el lujo se entienda de un modo diferente. Más abierto, más flexible, más accesible, incluso. A lo que no renuncia es al imperativo de la alta calidad en materias primas y diseño. Y esas son solo algunas de las máximas que sigue MIUUR, una nueva marca que ha conseguido reinventar el concepto de los bolsos de lujo a través de la sostenibilidad, las ediciones limitadas y los diseños para todos los géneros.

"Desde nuestro punto de vista, MIUUR cubre algunos segmentos que aún estaban vacantes en el mercado local", cuentan Tamara Maesro e Ignacio Cristofori, fundadores y directores creativos de la firma. "En este sentido, nuestra apuesta sostenible por la utilización de pieles provenientes del exceso de producción de la industria del lujo es uno de nuestros puntos más diferenciadores". Un lema que supone un hito dentro de la oferta de accesorios hechos en España.

¿Cómo y cuándo surge el proyecto de la marca?
Desde que nos conocimos, siempre compartimos la necesidad de desarrollar un proyecto propio que fuese para nosotros un medio de expresión, que reflejase tanto nuestro interés por la moda y el diseño como nuestra historia juntos. Queríamos una marca muy cuidada, en la que la sostenibilidad fuese un pilar fundamental; queríamos ser transparentes e inclusivos; queríamos poner en valor la tradición artesanal que existe en España, cuna de la alta marroquinería y queríamos que, a pesar de ser productos de la mejor calidad, fuesen asequibles. La idea inicial de MIUUR surgió en el año 2016, mientras vivíamos en Hong Kong, pero la distancia nos dificultó llevarla a cabo en ese momento; en 2018 nos mudamos a Santiago de Chile y, finalmente, a principios de 2020, tomamos la decisión de mudarnos a Europa para poder desarrollar el proyecto como realmente queríamos. A pesar de que la pandemia retrasó nuestro plan de lanzamiento inicial, para nosotros significó la oportunidad de poder dedicarnos de lleno a MIUUR, sin distracciones. Tras un año de trabajo, a finales de 2020, logramos lanzar nuestros primeros 4 modelos.
¿Qué creéis que os diferencia de otras marcas de accesorios, en una industria cada vez más amplia?
Desde nuestro punto de vista, MIUUR cubre algunos segmentos que aún estaban vacantes en el mercado local. En este sentido, nuestra apuesta sostenible por la utilización de pieles provenientes del exceso de producción de la industria del lujo es uno de nuestros puntos más diferenciadores. Otro aspecto claro es el enfoque 'genderless' de nuestros diseños; consideramos que la forma de vestir de cada persona es su manera de expresión y cada vez es más común que personas de diferentes sexos compartamos o nos intercambiemos prendas y accesorios. Nosotros mismos compartimos algunas prendas y por supuesto algunos de nuestros bolsos y no queríamos dejar de reflejar esa realidad en nuestras colecciones. Por último, el haber tenido la oportunidad de vivir en diferentes países y experimentar diferentes culturas, hace que nuestra filosofía de marca tenga un fuerte componente multicultural, con guiños a diferentes lugares que nos han inspirado en algún momento de nuestra vida.

Usáis pieles que son excedentes de marcas de lujo. ¿De dónde viene esta decisión?
Además de la calidad, para nosotros era imprescindible poder desarrollar un proyecto que fuese realmente sostenible. El utilizar pieles que provienen del exceso de producción de la industria del lujo fue la solución a nuestras dos inquietudes; no solo no generábamos más residuo, sino que contribuíamos a reducir los residuos existentes de otras marcas, garantizando al mismo tiempo la mejor calidad que se puede obtener. Es cierto que esta decisión implica muchas veces tener menos flexibilidad a la hora de seleccionar la paleta de colores de temporada o tener que limitar nuestras colecciones a pequeñas cantidades, renunciando, en algunos casos, a volver a producir modelos exitosos, pero creemos que es un valor muy importante que quienes deciden comprar un MIUUR aprecian. Se trata de una decisión muy meditada que para nosotros era absolutamente prioritaria ya que queríamos ofrecer sostenibilidad real de manera transparente.
¿Podéis contar de qué marcas os nutrís en ese sentido?
Solo seleccionamos pieles que provienen de las mejores tenerías de España e Italia, en concreto aquellas que han obtenido la máxima certificación del organismo internacional Leather Working Group (LWG), el cual certifica el grado de compromiso medioambiental de las curtidurías. El trabajar con los mismos proveedores de las marcas de lujo más reconocidas del sector, nos permite tener acceso a esos excedentes de producción.
¿Cómo es el proceso de selección de las pieles?
La selección de pieles es una de las partes del proceso creativo más importantes y una de las que más disfrutamos. Sabemos que un trabajo exhaustivo en esta etapa es fundamental para alcanzar el acabado que esperamos obtener en cada pieza, por eso somos particularmente meticulosos en ello. Cuando planificamos el lanzamiento de un nuevo modelo, o decidimos volver a producir un modelo existente, visitamos a nuestros proveedores para conocer la disponibilidad de excedentes con los que cuentan; de ese excedente, seleccionamos personalmente las pieles que vamos a utilizar una a una. Son varios factores los que influyen a la hora de elegir las pieles, por un lado, el tono y el acabado para lograr el aspecto y la paleta que buscamos, por otro lado, la flexibilidad o, como se suele llamar en marroquinería, la "mano", ya que cada modelo de bolso requiere de un tipo de piel diferente según la rigidez y el tacto que se le quiera dar. No hay dos pieles iguales; elegir personalmente las pieles una por una es imprescindible para poder asegurar la mejor calidad.

El modelo de negocio que tenéis implica que, si un modelo deja de fabricarse por falta de pieles, se retira de las referencias de la web. ¿Cómo creéis que entenderá esto vuestro público?
Creemos que quienes nos eligen lo hacen porque comparten nuestros valores, por lo tanto, entenderán que esta es una parte que necesitamos resignar si queremos mantener el nivel de sostenibilidad y calidad que perseguimos. Sabemos que hay ciertos colores básicos que siempre estarán en nuestra paleta, como puede ser el color negro, sin embargo, hay otros colores que, si bien estarán engamados, necesariamente irán variando de tonalidad. Entendemos que puede tener un lado menos favorable al no poder repetir combinaciones que funcionan bien, sin embargo, vemos esto como algo positivo porque nos obliga a experimentar más con el colorido al mismo tiempo que convierte nuestros modelos en ediciones limitadas. Nunca sabemos con exactitud qué colores vamos a encontrar y en cierta medida nos gusta que así sea, la incertidumbre y la adaptación son elementos intrínsecos a MIUUR y a nosotros mismos y, en muchas ocasiones, trabajar de esta manera ha dado como resultado paletas más inspiradoras e incluso diseños más atractivos.
Ese deseo ante lo "efímero" (un bolso puede desaparecer de vuestro catálogo) se hace compatible con la sostenibilidad, por vuestro modo de producción. ¿Creéis que es algo que se irá extendiendo poco a poco en la industria de la moda?
Es evidente que lo limitado genera cierto atractivo, sin embargo, para nosotros este solo es una consecuencia de elegir un modelo de producción sostenible. Creemos que otras marcas pueden ver inconvenientes donde nosotros vemos oportunidades, pero entendemos que es la dirección en la cual debemos ir si queremos contribuir a mejorar la situación actual. En este sentido, nos alegra ver que existe una concienciación cada vez mayor por parte de los consumidores con respecto al cuidado del medioambiente y creemos que se irá extendiendo en la medida en que el público lo demande.
¿Creéis que como marca estáis jugando un papel positivo con respecto al consumo responsable y la sostenibilidad en la industria?
Sí, para nosotros era una condición imprescindible llevar a cabo un modelo que siguiese patrones de consumo responsable, produciendo en muy pequeñas cantidades, solo lo necesario para no generar excesos y siguiendo una estrategia de "residuo cero", a través de la reutilización de pieles. No nos ajustamos al calendario de la moda, sino que fabricamos de acuerdo a la demanda y los modelos que nos gustaría incorporar a la colección, buscamos el equilibrio entre una paleta neutra a la vez que nos divertimos incorporando algún color más llamativo, pero siempre con la visión puesta en la atemporalidad. Creemos firmemente en el "menos es más", y nos gustaría que nuestro público nos eligiese porque valoran el enfoque de la firma y porque prefieren invertir en complementos de calidad y duraderos.

¿Os habéis encontrado con alguna traba o problema a la hora de emprender con base en España?
Consideramos que emprender no es para todo el mundo y los principios son siempre desafiantes, independientemente del país en el que te encuentres. Emprender requiere de mucho esfuerzo y dedicación, pero sobre todo de constancia. En nuestro caso particular, los mayores inconvenientes que tuvimos que enfrentar estuvieron más relacionados con nuestro estilo de vida y con el momento en el cuál decidimos emprender: por un lado, la distancia, que nos obligó a posponer el inicio del proyecto varias veces; por otro lado, la pandemia, que, si bien nos dio la oportunidad de enfocarnos de lleno en el proyecto, al mismo tiempo hizo que todo se retrasara bastante más de lo habitual. En cuanto a emprender en España, sabíamos desde el principio que MIUUR sería 'Made in Spain', para nosotros es un valor agregado el poder contribuir al desarrollo de una de las industrias más tradicionales y de mejor calidad del país.
¿Podríais compartir cómo ha sido el proceso de financiación de la firma? ¿Tenéis previsto incluir a más inversores o capital que os haga crecer?
En nuestro caso decidimos autofinanciarnos desde el principio, y mentiríamos si dijéramos que no ha sido un esfuerzo. Creemos en un crecimiento orgánico que nos permita seguir dando pasos pequeños pero seguros, en este sentido, nos gustaría mantenernos independientes, reinvirtiendo de manera consciente según el proyecto vaya evolucionando. Siempre apostamos por la marca como un proyecto a medio-largo plazo.
¿A qué tipo de cliente os queréis dirigir?
Cuando empezamos a pensar en MIUUR lo hicimos poniéndonos a nosotros mismos como cliente objetivo. Hoy por hoy nos gusta pensar en un abanico generacional más amplio, pero siempre en alguien que comparta nuestros intereses y valores, que aprecie el diseño y la arquitectura, que busque objetos atemporales y duraderos, pero también prácticos y funcionales.
¿A quién os gustaría ver con un MIUUR?
Es difícil elegir solo a una persona, porque nosotros diseñamos para todo aquel que comparta nuestros valores y aprecie el trabajo cuidado, la historia que hay detrás de cada uno de nuestros modelos y que hacen cada pieza única. Es cierto que, si bien siempre es emocionante ver a gente que admiramos por su trayectoria en diferentes ámbitos, por lo general relacionados con el diseño, la moda, el arte o el cine llevando nuestros diseños, nos produce la misma satisfacción encontrarnos de pronto a alguien desconocido con un MIUUR.

¿Qué es lo que se encuentra en vuestro moodboard a la hora de hacer los bolsos? ¿Cuáles son vuestros referentes?
Nuestros 'moodboards' suelen ser bastante atípicos. Por supuesto las pieles son un elemento fundamental que nunca puede faltar en ellos, pero siempre incorporamos elementos o texturas que pueden venir de campos a veces impredecibles. Hemos diseñado bolsos a partir de piezas de barco, como es el caso del bolso Amura; o incluso a partir de elementos arquitectónicos, como en el caso de nuestro tarjetero Chiado, inspirado en los azulejos que revisten los edificios portugueses. Tenemos muchos referentes que nos inspiran: el estilo de Phoebe Philo, la arquitectura de Kengo Kuma y Kasuyo Sejima o las obras de artistas menos conocidos, como Edén Barrena o el argentino Hernán Cédola.
¿Qué tiene que tener un bolso para que sea perfecto?
Funcionalidad y versatilidad son dos conceptos que para nosotros son fundamentales. Nos gustan los bolsos que pueden ser usados en diferentes ocasiones y de diferentes maneras, tanto por mujeres como por hombres. Nos parece importante que sirva para levantar un outfit, pero sin perder su función.
¿Cuánto se puede tardar de media en producir un MIUUR?
El tiempo varía según el modelo, desde la primera idea hasta el producto final pueden pasar varios meses, incluso un año, como en el caso de M, o unas pocas semanas como fue el caso de Chiado. Hay muchas etapas involucradas, desde los primeros bocetos, la elección de las pieles, las idas y vueltas entre prototipos y pruebas, las conversaciones con nuestros productores, etc. Obviamente repetir un modelo suele ser más rápido que producir un modelo enteramente nuevo, pero hay un mínimo de 8 semanas que es inevitable.

En esta trayectoria que lleváis, ¿habéis detectado ya un best seller?
Nuestro 'best seller' por el momento es el modelo M, icono de la marca, aunque poco a poco otros modelos más 'genderless' como Amura y Paquito van ganando terreno.
¿Qué bolsos son los que compartís (o el que más conflicto genera porque queréis llevar los dos)?
Paquito es sin duda el bolso con el que más coincidimos. Es el que llevamos para las salidas cortas del día a día, cuando tenemos que ir a hacer alguna compra o para salir a comer. En ese sentido es también el que más conflicto suele generar, no son pocas las veces en que uno de los dos tiene que resignarse y cambiarlo por otro para no salir a la calle con el mismo bolso.
¿Qué proyección le dais a MIUUR?
Por ahora estamos más enfocados en consolidar la marca a nivel local, explorando la posibilidad de tener una tienda propia. Más a largo plazo vemos MIUUR como una marca capaz de transmitir sus mismos valores hacia otros sectores de la moda y el diseño, expandiéndose internacionalmente a otros mercados. Vemos MIUUR como un proyecto que va creciendo y madurando poco a poco, junto a nosotros.

Conforme a los criterios de

The Trust Project
Saber más
ModaMarta Ortega, así es la heredera de Zara que empezó doblando camisetas en una tienda y ahora toma el relevo
TendenciasZara se apunta a los abrigos de lujo con 'Atelier', la colección más exclusiva en la historia de Inditex
JosefinaLa madrileña que está detrás de los bolsos que triunfan en París: "Las españolas son más sofisticadas que las francesas"

MIUUR o los bolsos de lujo que, en realidad, son accesibles

Artículos relacionados

49 Mejor cascos integrales y bmx en 2021: según los expertos
49 Mejor cascos integrales y bmx en 2021: según los expertos
48 Mejor juego de electronica para ninos en 2021: después Investigando 42 Opciones.
48 Mejor juego de electronica para ninos en 2021: después Investigando 42 Opciones.
Top de artículos más decomisados en aeropuertos y aerolíneas de Colombia
Top de artículos más decomisados en aeropuertos y aerolíneas de Colombia
Los 30 mejores Cesta Regalo Mujer capaces: la mejor revisión sobre Cesta Regalo Mujer
Los 30 mejores Cesta Regalo Mujer capaces: la mejor revisión sobre Cesta Regalo Mujer